Vivir la felicidad

“Nada es tan grave como parece cuando lo piensas”

Daniel Kahneman

recuerdo y experiencia.jpg

“Un hombre estaba escuchando una sinfonía que le resultaba una música absolutamente maravillosa, pero al final de la obra hubo un sonido chirriante horrible.”

Se le preguntó qué le había parecido la música y dijo:

– Estoy realmente muy afectado, el chirrido ha echado a perder la experiencia por completo.

Pero no fue así. Lo que se había echado a perder fueron los recuerdos de esa experiencia. Había tenido la experiencia. Había tenido 20 minutos de una música gloriosa. Había disfrutado felizmente durante 20 minutos. Y no contaron para nada, en absoluto, porque se quedó con un recuerdo, el recuerdo se había arruinado, y era todo lo que había quedado.

Este caso y muchos otros fue estudiado por Daniel Kahneman.

El profesor Daniel Kahneman, es  psicólogo de nacionalidades estadounidense e israelí, nacido en Tel Aviv en 1934. En 2002, conjuntamente con Vernon Smith, le fue concedido el “Premio Nobel” de Economía por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica, especialmente en lo que respecta al juicio humano y la toma de decisiones bajo incertidumbre.

Khneman explica cómo evaluamos la felicidad.

Como al oyente de la sinfonía, nos sucede con la sensación de felicidad, que está mediada bien por el recuerdo o por la experiencia.

Experiencia y recuerdo son dos cosas bien distintas.

Podemos vivir una experiencia maravillosa con nuestro primer Yo, el que tiene la experiencia. Pero si nuestro segundo Yo, el yo que recuerda, pone su énfasis en un pequeño detalle que ensombrezca ese atisbo de felicidad, dicha experiencia tomará la forma de un recuerdo triste.

El recuerdo de algo que pudo hacernos felices pero que se estropeó, puede hacernos olvidar los instantes que disfrutamos de verdad.

La felicidad, es el aquí y ahora de las experiencias.

Os dejo el video de Kanheman, donde cuenta cómo la ciencia de la psicología explica lo que desde antaño las filosofías espirituales ya intuyen: “vivir la experiencia es vivir la felicidad”

Juan BELLIDO, palabra de coach

(Foto: Google)

 

Adaptarse o morir

Vivir no es sólo existir,
sino existir y crear,
saber gozar y sufrir
y no dormir sin soñar.
Descansar, es empezar a morir.
Gregorio Marañón

Suponer que el futuro será semejante al pasado es una locura. Es la llamada ley de uniformidad de la naturaleza. Es suponer que todo va a mantenerse como en el pasado.

Pretender mantenerse en la vida y caminar por ella, sin tener que adaptar costumbres, creencias o hábitos, es tan sólo una fantasía de control, para vivir sin la ansiedad de la incertidumbre.

Todo cambia y nosotros los humanos, cambiamos con el cambio. En la capacidad de cambiar con inteligencia, adaptándonos o modificando lo que sucede en nuestro entorno reside la clave de sobrevivir. Sabemos que la supervivencia de la especie humana se ha producido gracias a los individuos que fueron capaces de adaptarse al cambio. No sobrevivieron los más fuertes o los más inteligentes entre las especies. Permanecieron vivos los que mejor se adaptaron y modificaron las nuevas circunstancias.

Vivimos en medio del cambio. Asimilar las circunstancias o acomodar nuestra vida a la nueva situación se hace imprescindible.

Se me antoja, esta vieja película como metáfora de la vida, donde a veces, se corre, se comparte el camino, y siempre -siempre- suceden cosas. Sobrevivir es la cuestión.

Juan BELLIDO, palabra de coach.