Coaching para el cambio

 “Sé el cambio que quieras ver”

Gandhi

El discurso de que no llegamos donde podemos porque no queremos está bien, pero no es del todo exacto.

No todo el mundo, en todas las circunstancias, es capaz de reconocer -por sí solo/a- sus potencialidades y recursos para salir de donde se está o cambiar.

Como bien pensaba el filósofo Ortega ( y tiro de wikipedia), Yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”.

Ortega insiste en lo que está en torno al hombre, todo lo que le rodea, no sólo lo inmediato, sino lo remoto; no sólo lo físico, sino lo histórico, lo espiritual.

El hombre, según Ortega, es el problema de la vida, y entiende por vida algo concreto, incomparable, único: «la vida es lo individual».

Por eso cada caso es único. En la consulta de coaching, es habitual que las personas me pregunten “¿esto que me pasa es normal?”… 

Y ¿qué es lo normal, cuando en vuestra individualidad estáis  decidiendo?…

Lo único normal eres “tú en el mundo”; y ese mundo no es propiamente una cosa o una suma de ellas, sino un escenario, porque la vida es tragedia o drama, algo que el hombre hace y le pasa con las cosas. Vivir es tratar con el mundo, dirigirse a él, actuar en él, ocuparse de él.

El coaching, el buen coaching, el coaching profesional, apoya a la persona que viene a consulta, tratando de que aplique sus propias herramientas (o las sugeridas), para entender, ser consciente, vivir el aquí y ahora, analizar su propia realidad, discernir entre aquello que es modificable de lo que no lo es, aprender estrategias, desaprender creencias, detectar las creencias irracionales, los miedos, y sobre todo despertar herramientas optimistas que permitan, hacer lo que se pueda con los mimbres de los que se dispone.

El coaching nos orienta a poner el primer pensamiento, antes de salir a la calle al amanecer, en “qué espera hoy el mundo de mí”, frente al pensamiento pasivo de ” a ver que me da hoy el mundo”.

Con el ánimo de movilizar lo mejor de tú, nació este blog de coaching, y fiel a su razón de ser, continúa tras más de dos años. Sois muchos y muchas los que me invitáis a seguir escribiendo sobre crecimiento humano y coaching en el blog. De manera privada muchos/as me lo decís. Entenderéis que no publique muchos de los comentarios de forma pública, ya que mi pudor y deseo de que mi ego no me domine, me lo requieren. Aunque me nominéis al mejor blog de coaching de España…

Os dejo un video de alguien que decidió movilizar todosu ser en ser, incluyendo sus circunstancias, desafiando las leyes de lo razonable.

Buen día…

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

 

Anuncios

Los que me quedan por vivir

¿Cuántos años tienes? – preguntas-

Los que me quedan por vivir – me respondo

A modo de koan, palabra de coach

www.juanbellido.com

 Los años que nos quedan por vivir

Quizá en el firmamento,
existan más estrellas,
más de las que yo puedo divisar.
Quizá en el mar oscuro,
haya algo tan profundo,
como el amor que te he podido dar.
Te conocí,
cuando tu vida era una flor abierta.
Me enamoré,
y quise que tú fueras la primera,
que no hubiera nadie más,
que pudiera estropear,
y que siempre me quisieras.

El sueño de mi vida,
cerrando al fin mi herida,
los años que nos quedan por vivir...
Mis manos enredando,
tu pelo tan brillante,
tu piel está clavándose en mi piel.
Quiero sentir
como tus labios recorren mi cuerpo.
Encuentro en ti,
todo lo que yo creo que no tengo,
la ternura y comprensión,
y esos ratos de pasión,
donde no existe el silencio.

Adagio de coaching

Nadie tiene seguro de vida que cubra los sueños

Rosana

Tras un fin de semana con el maestro Ramiro Calle, y la mente acostumbrada a absorber y metabolizar ADAGIOS, me fijo hoy en un verso que bien puede ser un adagio de coaching.

Un adagio es una frase corta pero memorable que contiene y expresa algún elemento de conocimiento o experiencia importante. En coaching utilizamos muchos adagios como elementos que nos confrontan con nuestra propia realidad.

Por ejemplo, y pondré uno para coaches. Imagínate que asistes a una consulta de coaching para afrontar el deseo y/o necesidad de perder peso, y encuentras frente a tí al profesional que pretende guiarte, con un volumen y aspecto obeso en demasía… Inconsciente, consciente y evidentemente, tu confianza decae por debajo de la suela de tus zapatos, y te secuestra el pensamiento y el ánimo con la idea de “este no me puede ayudar”. Adagio que inconscientemente aplicas:  “Si no lo sabes hacer, no lo puedes enseñar”. Verdades como puños, que diriamos en cualquier tertulia improvisada en un bar.

“Nadie tiene seguro de vida que cubra los sueños” , canta Rosana en su canción “Mi trozo de cielo”, he aquí el adagio. Os dejo la canción y la letra, que no tiene desperdicio.

Buen día.

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

Nadie tiene la vida comprada
ni guapos ni feos
ni el que tiene dinero pa’mas que tapar agujeros
aunque se que en la calle esperanza se alquilan consuelos
es mejor no tragar agonías
nadie tiene seguro de vida que cubra los sueños
aunque se que en la calle de al lado se vuelven eternos
a la corte del rey Baltasar le he pedido un deseo
por vivirla contigo hipoteco mi trozo de cielo
mi trozo de cielo ohohohooh
sin ti para que
bien sabes que
yo sin ti no me quedo mi trozo de cielo
sin ti es mi calvario mi pena mi ruina
lo que se te ocurra con todas las letras del abecedario
nadie quiere soltar el testigo
ni ser el primero
nadie quiere morir
ni siquiera quien quiere ir al cielo
no me gustan los días contados ni voy a contarlos
que en la calle de los imposibles se vuelven milagros
le soplamos al tiempo en la tarta de los cumpleaños
es por eso que aveces la vida se pasa volando
cada vez que le doy un soplido le pido un deseo
por vivirla contigo hipoteco mi trozo de cielo
mi trozo de cielo ohohohooh
sin ti para que
bien sabes que
sin ti no me quedo mi trozo de cielo
sin ti es mi calvario mi pena mi ruina
lo que se te ocurra con todas las letras del abecedario
mi trozo de cielo ohohohooh
sin ti para que
bien sabes que
sin ti no me quedo mi trozo de cielo
sin ti es mi calvario mi pena mi ruina
lo que se te ocurra con todas las letras del abecedario

Florece y prospera

Lucha por tus sueños…

www.juanbellido.com

11 11 11

“Que el mundo es uno o no lo será, ya es evidente”

Juan BELLIDO

Una iniciativa de  mi amigo Alfons Cornella, entre otros,  que nos aporta imágenes para la reflexión sobre el mundo globalizado. http://sinfoniamasiva.org/

Hoy 11 del 11 del 2011, a las 11 horas, 11 minutos y 11 segundos, estamos invitados a oir la misma sinfonía.

¿Cuántas cosas podemos hacer por, y para este mundo, aunando voluntades?

 

 

 

Caminando por la vida

Hay canciones, que son toda una declaración de intenciones vitales.

Amaia, y una de sus canciones de su anterior trabajo, puso banda sonora a un cambio importante en mi vida. Es lo que tienen las musas, que inspiran…

Hoy de nuevo Amaia, pone letra y voz a un tema cuyo título ya es sugerente “¡¡¡Caminando!!!”. Letra sugerente, motivadora, alegre  y vitalista. Todo un placer para los sentidos, por lo menos para los mios.

Borra tus huellas,
toma las riendas,
solo es cuestión de caminar.

Caminando por la vida,
cantaré por el camino,
con las penas y alegrias,
me encontré con el destino.

El me dijo… lo mejor es ser uno mismo,
es mirar hacia delante,
y no perder jamás el rumbo.

Caminando por la vida,
comprendí que lo importante,
no es saber lo que uno tiene,
es saber lo que uno vale.

Que no es cierto lo que cuentan,
tanto tienes, tanto vales,
que no importa cuanto caigas,
lo que importa es levantarse.

Y ahora respira, mira hacia arriba,
queda camino por andar,
borra tus huellas,
toma las riendas,
solo es cuestión de caminar.

Caminando por la vida,
cantaré por el camino,
con las penas y alegrias,
me encontré con el destino.

El me dijo… lo mejor es ser uno mismo,
es mirar hacia delante,
y no perder jamás el rumbo.

Toda una invitación al cambio, a olvidar lo que no te hace feliz, a caminar por la vida. 
Juan BELLIDO, oido de coach

www.juanbellido.com

La vida es más sencilla

La lluvia a manta, me detiene con mirada mística. A veces, muchas veces, lo único que nos hace falta a los humanos para ver con claridad, es justo eso, detenernos. Mirar con lentitud y serenidad la realidad y no complicar lo sencillo.

La vida es más sencilla”  tengo por muletilla comentar en los procesos de coaching, y llamarle a las cosas, (léase situaciones, emociones, sentimientos, pasiones) por su nombre es una buena estrategia.

Como facilitador tengo por lema “La claridad es la cortesía de los educadores“.

Claridad y sencillez son dos buenos ingredientes para andar por la vida con armonía. Atentos, pues, a justificaciones disfrazadas de complicación, como cuando decimos -eso es muy difícil- o -no es tan fácil.

Al fin y al cabo lo que no sabemos explicar, -o explicarnos- no lo sabemos.

Os dejo un cuento …

Cierta mañana Nasrudin –el gran místico sufi que siempre fingía ser loco– colocó un huevo envuelto en un pañuelo, se fue hasta el medio de la plaza de su ciudad y llamó a los que estaban allí. 
– ¡Hoy tendremos un importante concurso –dijo. –Quien descubra lo que está envuelto en este pañuelo, recibirá de regalo lo que está dentro.
Las personas se miraron entre sí, intrigadas, y respondieron:
–¿Cómo podemos saberlo? Nadie aquí tiene poderes de adivino.
Nasrudin insistió:
–Lo que está en este pañuelo tiene un centro que es amarillo como una yema, rodeado de un líquido del color de la clara, que a su vez está contenido dentro de una cáscara que se rompe con facilidad. Es un símbolo de la fertilidad y nos recuerda a los pájaros que vuelan hacia sus nidos. ¿Quién puede decirme lo que está escondido?
Todos los habitantes pensaron que Nasrudin tenía en sus manos un huevo, pero la respuesta era tan obvia que nadie quería pasar vergüenza delante de los otros.
Porque ¿y si no fuese un huevo, sino algo mucho más importante, producto de la fértil imaginación mística de los sufis? Un centro amarillo podía significar algo del sol o el líquido de alrededor tal vez fuese alguna preparación de alquimia. No, aquel loco estaba queriendo que alguien hiciera el ridículo.
Nasrudin volvió a preguntar dos veces más, pero nadie se arriesgó a decir algo impropio.
Entonces él abrió el pañuelo y mostró a todos el huevo.
–Todos vosotros sabíais la respuesta –afirmó–. Y nadie quiso traducirla en palabras.
Es así la vida de aquellos que no tienen el coraje de arriesgar: las soluciones nos son dadas por Dios, pero estas personas procuran explicaciones más complicadas, y terminan sin hacer nada.

Paulo Coelho

Y en esta mañana lluviosa y de reflexión -casi mística- se me antoja compartir lo que acabo de leer sobre el autogobierno de nosotros mismos

PARA REFLEXIONAR 

No hagáis daño a ningún ser viviente:

he ahí el camino eterno, permanente e inalterable de la Vida.

Perdono a todas las criaturas, y que todas las criaturas me perdonen.

Para todas tengo amistad, para ninguna enemistad.

Quien vive de la espada es presa del miedo.

A quien tratas de golpear no es, en verdad, otro que tú mismo.

A quien tratas de gobernar no es, en verdad, otro que tú mismo.

A quien tratas de torturar no es, en verdad, otro que tú mismo.

A quien tratas de convertir en esclavo no es, en verdad, otro que tú mismo.

A quien tratas de matar no es, en verdad, otro que tú mismo.

Todos los seres desean vivir, ninguno desea morir.

Toda arma, por poderosa que sea,

siempre puede ser reemplazada por otra superior;

pero ningún arma puede ser superior a la no-violencia.

Oración jainista.

Jainismo: religión fundada en la India por Mahavira en el s. V a.C.