Violencia de género: la solución

“Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.”

Albert Einstein

La asimetría social entre mujeres y hombres en sus relaciones favorece la violencia de género.

La clave para hacer algo efectivo con las generaciones de adolescentes (chicas y chicos), -en cuanto a futuros hombres y mujeres que pueden llegar a ser víctimas y agresores-, puede estar en abordar la naturaleza ideológica del problema, a través del trabajo con “las creencias”.

creencias coachingLas creencias, en coaching, podemos decir que son juicios que están hondamente arraigados dentro de nuestra identidad, en un plano normalmente subconsciente, y que hace que actuemos de una determinada manera.

Todos nosotros estamos llenos de creencias y algunas de ellas pueden ser insanas, limitadoras o configurar una manera de pensar (ideológica) que puede llevar a conductas tan irracionales como la violencia de género.  En coaching se trabaja para descubrirlas y sanearlas.

Un motivo más para trabajar en educación bajo la metodología del coaching.

Os dejo un video que explica excelentemente la relación entre creencias, género y coaching.

Anuncios

No te rindas

No te rindas

No te rindas, aun estas a tiempo

de alcanzar y comenzar de nuevo,

aceptar tus sombras, enterrar tus miedos,

liberar el lastre, retomar el vuelo.

No te rindas que la vida es eso,

continuar el viaje,

perseguir tus sueños,

destrabar el tiempo,

correr los escombros y destapar el cielo.

No te rindas, por favor no cedas,

aunque el frio queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se esconda y se calle el viento,

aun hay fuego en tu alma,

aun hay vida en tus sueños,

porque la vida es tuya y tuyo tambien el deseo,

porque lo has querido y porque te quiero.

Porque existe el vino y el amor, es cierto,

porque no hay heridas que no cure el tiempo,

abrir las puertas quitar los cerrojos,

abandonar las murallas que te protegieron.

Vivir la vida y aceptar el reto,

recuperar la risa, ensayar el canto,

bajar la guardia y extender las manos,

desplegar las alas e intentar de nuevo,

celebrar la vida y retomar los cielos,

No te rindas por favor no cedas,

aunque el frio queme,

aunque el miedo muerda,

aunque el sol se ponga y se calle el viento,

aun hay fuego en tu alma,

aun hay vida en tus sueños,

porque cada dia es un comienzo,

porque esta es la hora y el mejor momento,

porque no estas sola, porque yo te quiero.

Mario Benedetti

cabaña.jpg