Soñar es de valientes

Viva la vida
mientras el mundo gira
entérate vivir nos hace fuertes
soñar hace valientes

(Rosana)


Viva la vida
que amó sin medida
que bailó al son del aire que respiras
que es todo sin medidas
viva la vida
me besa y me desarma
me lleva por la orilla de tu cuerpo
al centro de tu alma

Viva la vida
desnuda de mentiras
sin miedo de llevarnos donde quiera el corazón
que siempre viva la vida
mientras el mundo gira
entérate vivir nos hace fuertes
soñar es de valientes

Viva la vida
que viaja en un suspiro
que escribia amor con tinta de latido
que es todo si te miro

Viva la vida
desnuda de mentiras
sin miedo de llevarnos donde quiera el corazón
que siempre viva la vida
mientras el mundo gira
entérate vivir nos hace fuertes
soñar es de valientes

Ohh Ohhh Ohhh Ohhh
Ohh Ohhh

Que siempre viva la vida
Ohh ohh Ohh
Ohh Ohh Ohh
Ohh Ohhh Ohh

Viva la vida
mientras el mundo gira
entérate vivir nos hace fuertes
soñar hace valientes

Anuncios

Sonrío cuando me levanto

“Ningún hombre es feliz a menos que crea serlo”.
Publio Siro (Siglo I AC) Poeta dramático romano.

selfie coaching felicidad

Sonrío cuando me levanto si hace buen día o si llueve, dice la canción de Los Aslándticos. Vivimos en un mundo que obliga a la felicidad impostada. No hay selfie (autofoto) que no muestre una cara de felicidad con “morritos” o sin ellos. No hay foto de instagram que no muestre un fabuloso momento o escenario feliz.

Ello no tiene nada de malo, aunque sí encierra algo de peligro: Atribuir la felicidad únicamente a escenarios efímeros que caben en un smarphone. Paradójicamente algo que pertenece a la profundidad del ser se tiende a creer que está fuera de la persona.

Hay momentos en la vida, teñidos de momentos sin ningún glamour (encanto natural que fascina), como por ejemplo limpiar la casa u ordenar un armario, que aunque no sean dignos de aparecer en el historial glamuroso de facebook, también merecen una sonrisa profunda y sincera que transparenta la felicidad interna.


Yo tengo un castillo en el aire que ni un huracán me lo mueve
Vivo en una torre de naipes que puedes poner donde quieres
Me se algunos trucos de magia y algunas canciones también
Si quieres venirte conmigo hay algo que tienes que aprender

Que sólo hay una oportunidad, la vida son dos días desde ayer
Mis huellas las va borrando el mar y tal vez no se pueda volver
¿A donde iré? no lo sé, ya lo descubriré y ¿qué mas da?

Si soy como un equilibrista haciendo lo imposible para no caer
En manos de la gravedad, andando por la cuerda floja, sin mirar atrás
Como un malabarista que juega con la realidad haciendo maravillas en el aire, poniendo a bailar el fuego, contento si tú me aplaudes (Oh… Oh…)

Sonrío cuando me levanto si hace buen día o si llueve
Pues paso la vida soñando sabiendo que todo se puede
Y en cada canción que yo canto, lo bueno y lo malo también
Se vuelven palabras que riman y el mundo se ve tal como es
Un escenario nada más donde cada uno tiene su papel
A algunos nos gusta improvisar, tal vez solo se nos de bien disfrutar

Si soy como un equilibrista haciendo lo imposible para no caer
En manos de la gravedad, andando por la cuerda floja, sin mirar atrás
Como un malabarista que juega con la realidad haciendo maravillas en el aire, poniendo a bailar el fuego, contento si tú me aplaudes

Y le he perdido el miedo a la altura
Mi vida es una aventura
Si quieres vente conmigo
Hagamos una locura
Y le he perdido el miedo a la altura
Mi vida es una aventura
Si quieres vente conmigo
Vámonos…

Si soy como un equilibrista haciendo lo imposible para no caer
En manos de la gravedad, andando por la cuerda floja, sin mirar atrás
Como un malabarista que juega con la realidad haciendo maravillas en el aire, poniendo a bailar el fuego (Oh…)

Si soy como un equilibrista haciendo lo imposible para no caer
En manos de la gravedad, andando por la cuerda floja, sin mirar atrás
Como un malabarista que juega con la realidad haciendo maravillas en el aire, poniendo a bailar el fuego, contento si tú me aplaudes.

Hay que saltar p’a dentro

Quien mira hacia afuera, sueña.

Quien mira hacia adentro, DESPIERTA

Carl Jung.

cartografia jung

Los humanos somos tendentes a buscar explicaciones para lo que nos pasa. Dependiendo de dónde busquemos la respuesta, atribuiremos lo que nos pasa a nuestra responsabilidad o a la de otras personas o circunstancias.

Esto es lo que en psicología se llama atribuciones defensivas. Saber buscar la respuesta en el lugar adecuado, es ya, por sí mimo, un excelente y sanador trabajo personal.

Os dejo con una canción que habla sobre ello. Donde hace referencia a lo absurdo de buscar en el pasado o ; lo importante de ver, oír; buscar en el presente y sobre todo saltar p’a dentro.

Hoy voy a contar la historia
Del arrepentido
Que viviendo en la memoria
Se perdio el camino

Es hermano de ese que anda
Siempre en el futuro
Pasa temporadas largas
Sordo, ciego y mudo

Hoy voy a cantarte la cancion
Del arrepentido

Si saltas vives
Pero hay que saltar pa’ ‘dentro
Y no hay parada de metro
Que nos lleve a ese lugar

Donde los miedos
Se confunden con la vida
Y no queda otra salida
Que volvernos a encontrar
Con el presente

El que no lleva las cuentas pendientes
Del más humilde hasta el más influyente
El que te dice, oye Melen, pórtate bien
Vamos pa’ Oviedo que nos deja el tren

Hoy voy a contar la historia
Del que busca afuera
Queriendo encontrar culpables
Para sus problemas.

 

Si tu no sabes nada de mi.

Ha vuelto a hacerlo. Amaia Montero vuelve con una canción significativa.

“Si tu no sabes nada de mi”, una frase por sí sola muy terapéutica.

Dedicado a todas la personas que para encontrase a sí mismas tienen que hacer el trabajo de dejar de atender al qué dirán.

“NACIDOS PARA CREER”

Hay quien encuentra raro que a los 40
No este casada
Pocos me han desnudado
Muchos me hacen la cama

Otros juran que bebo y que en persona
No valgo nada
Que hace dos o tres tallas
Que no entro en mis vaqueros

Y a veces me dan ganas de volverme y decir

Si tu no sabes nada de mi
Ni donde ni con quien ni cuando
Si cuelgo a dios o al diablo en la pared
A que me atreví o que nunca haré

¿A cuándo vendes tu la verdad?
Quién te dio vela en este entierro
No busco un clavo ardiendo
Y si miro atrás tu no estás ahi
Con los que pondrán la mano en el fuego por mi

Nadie conoce a nadie
Mucho no entienden en lo que saben
O afilan un puñal en cada pedestal

Dónde estan los que ayudan
Quién el feo, el bueno y el malo
Cuál de los doce es Judas?
Quien durmio al otro lado?
Quien dijo y quien si?
A quien voy yo a decir?

Si tu no sabes nada de mi
Ni donde ni con quien ni cuando
Si cuelgo a Dios o al diablo en la pared
A que me atreví o que nunca haré

A cuánto vendes tu la verdad?
Quién te dio vela en este entierro
No busco un clavo ardiendo
Y si miro atrás tu no estás ahi
Y nunca estarás

Los mios nunca bajan los brazos
Los mios saltan cuando yo salto
Los mios van a estar a mi lado
Igual que si hago un tres, que si escondo un as.

Sí que puedes

Cógelo, ve por él

Suéltate, inténtalo

Sírvete, agárralo

Mírate, creételo

Sal de ahí, afróntalo

Ciérralo déjalo ir

Di que sí o di que no

Tómalo, confía en ti

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sálvate, exígelo

Cázalo, duro con él

Pruébate y pruébalo

Cámbialo, atrévete

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Si puedes virar el rumbo y tirar lo que sobra

Puedes volver a coleccionar segundos de placer estrofas

de poéticas palabras y de golfas madrugadas

Estarás cerca si en vez de mirar al suelo echas a caminar

Si puedes alcanzarlo, mira, lo tienes delante

Puedes dar un paso y otro y otro más

Casi lo tienes, puedes salir del armario

Cogerlo por el mango

Échale ovarios

No te deseo suerte, no hace falta

Porque sí que puedes que nadie te diga que no

Sí que puedes,

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

(El Kanka)

UNA VIDA REPLETA DE FELICIDAD

Hoy por neurociencia sabemos que da igual si la alegría nos provoca sonrisas, o provocar  sonrisas nos da alegría.

La suma de momentos de alegría, hace que nuestro balance entre el debe y el haber de como resultado una vida repleta de felicidad.

Si no estás en tu mejor momento, haz un esfuerzo, y aunque suene artificial: Echalé tus buenos momentos dale sonrisas “namás”

Prueba a oír la canción que te dejo aquí abajo. Déjate impregnar de su ritmo, melodía y letra.

Y sólo por hoy sonríe.

Juan BELLIDO, palabra de coach.

 

Soñé con vivir una vida repleta de felicidad
soñé con hallar el tesoro escondido a la orilla del mar
soñé con canciones que al mundo le gustaba escuchar
pronto entendí que esta dentro de ti
el poder para hacer los sueños realidad

Penas y tristezas no, no me interesan
todo lo que te frene fuera de tu cabeza
sabes cómo se espantan los males
así que ponte a cantar
aplícate, no te dejes convencer
sacúdete como tú sabes hacer

Esta receta , siempre funciona
si no me crees…

Echalé tus buenos momentos
dale sonrisas “namás”
prueba si quieres saber a qué sabe
vivir de verdad (Bis)

Qué es lo que tiene tan especial
que no se puede explicar
esta receta, siempre funciona
si no me crees

Soñé con abrir un camino por entre la maleza
pues sé que el que no se tropieza
no sabe lo que es caminar
soñé que tú estabas conmigo
y cada vez que te canto me digo
qué suerte que mis palabras te hagan bailar

Así que
penas y tristezas no, no me interesan
todo lo que te frene fuera de tu cabeza
sabes cómo se espantan los males
así que ponte a cantar
aplícate, no te dejes convencer
sacúdete como tú sabes hacer
esta receta, siempre funciona
si no me crees…

Échale tus buenos momentos
dale sonrisas “namás”
prueba si quieres saber a qué sabe
vivir de verdad (Bis)
qué es lo que tiene tan especial
que no se puede explicar
esta receta, siempre funciona
si no me crees, si no me crees

Échale tus buenos momentos
dale sonrisas “namás”
prueba si quieres saber a qué sabe
vivir de verdad

De los cobardes nada se ha escrito
no estamos locos, pensamos distinto
está al alcance de todo el mundo
pero hay que ser muy fino para darle su punto
Tú y yo vamos a hacerlo pero a fuego lento
y todo el mundo va a preguntar
qué es lo que tiene tan especial
que no se puede explicar

Échale tus buenos momentos
dale sonrisas “namás”
prueba si quieres saber a qué sabe
vivir de verdad (Bis)

Las parejas… en verano

En la Ilíada, Homero llama al amor “la magia que vuelve loco al hombre cuerdo”. Este sistema del cerebro vive en ambos sexos. Y creo que seremos mejores parejas si abrazamos los hechos: los hombres aman tan poderosamente como las mujeres.

Helen Fisher

pareja camino

Las vacaciones son un especial tiempo de convivencia, donde muchos hombres y mujeres, tienen tiempo para convivir más intensamente en pareja que el resto del año. Un particular modo “Gran Hermano” tiene lugar en estos meses estivales en Europa.

Intimidad, compromiso y pasión, son los tres ingredientes que deben combinarse con maestría gourmet para que la exquisitez del amor pueda maridar en excelente equilibrio con la convivencia.

Saber qué se quiere y saber pedirlo, es vital para que la pareja siga siendo esa unión de dos amigos que sueñan en la misma dirección. Dani Martín en esta canción recita una petición de manera magistral.

LOS CHARCOS (Dani Martín)

Que me ayudes a enseñar mis cicatrices
Que me agarres con más fuerza el corazón
Que me digas que aunque toda sea difícil
En los charcos saltaremos tu y yo

Que me arranques las entrañas y me mires
Más adentro donde solo vivo yo
Que me saques esos miedos y los tires
A los charcos y pisarlos tu yo
Y en los charcos saltaremos tu y yo

Soltarás una a una mis cadenas
Nacerás cada día por amor
Me traerás con el pie la Luna llena
Tumbadita a mi lado del colchón

Lucharás por no peder la paciencia
Con este idiota que cien veces naufragó
Y tendrás que pintarme las estrellas
Cuando el cielo no las saque por temor

Que me ayudes a enseñar mis cicatrices
Que el payaso de tu circo sea yo
Que no se pierda las ganas es difícil
En los charcos saltaremos tu y yo
Soltarás una a una mis cadenas
Nacerás cada día por amor
Me traerás con el pie la Luna llena
Tumbadita a mi lado del colchón
Lucharás por no peder la paciencia
Con este idiota que cien veces naufragó
Y tendrás que pintarme las estrellas
Cuando el cielo no las saque por temor

Y en los charcos saltaremos tu y yo
En los charcos saltaremos tu y yo