Violencia de género: la solución

“Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio.”

Albert Einstein

La asimetría social entre mujeres y hombres en sus relaciones favorece la violencia de género.

La clave para hacer algo efectivo con las generaciones de adolescentes (chicas y chicos), -en cuanto a futuros hombres y mujeres que pueden llegar a ser víctimas y agresores-, puede estar en abordar la naturaleza ideológica del problema, a través del trabajo con “las creencias”.

creencias coachingLas creencias, en coaching, podemos decir que son juicios que están hondamente arraigados dentro de nuestra identidad, en un plano normalmente subconsciente, y que hace que actuemos de una determinada manera.

Todos nosotros estamos llenos de creencias y algunas de ellas pueden ser insanas, limitadoras o configurar una manera de pensar (ideológica) que puede llevar a conductas tan irracionales como la violencia de género.  En coaching se trabaja para descubrirlas y sanearlas.

Un motivo más para trabajar en educación bajo la metodología del coaching.

Os dejo un video que explica excelentemente la relación entre creencias, género y coaching.

Bauman y Steiner, se van dos maestros

“El amor es la supervivencia del yo a través de la alteridad del yo.”

(Zygmun Bauman)

Se han ido físicamente dos de mis maestros. Ambos han influido en mi manera de entender las relaciones humanas, y por ende la educación.

Zygmun Bauman y Claude Steiner. Del primero me he sentido interpelado al análisis del para qué educar, del segundo sobre el cómo educar.

bauman
Zygmun Bauman

Bauman, aporta una lectura de nuestro tiempo con el término modernidad líquida. Define con ello eso que parece estar pasándonos y que hace que lo que antes era duradero, religión, empleo y relaciones, pasa a ser efímero.

El maestro aporta pistas para la reflexionar sobre si deberíamos aventurarnos a adherirnos a redes sociales indiscriminadamente, o enseñar a nuestros alumnos e hijos su uso. Creo que la clave es pararnos a pensar ¿para qué lo hacemos? ¿qué nos aportan? ¿qué aportamos?

Todo es más fácil en la vida virtual, pero hemos perdido el arte de las relaciones sociales y la amistad”, escribía Bauman.

“Las pandillas de amigos o las comunidades de vecinos no te aceptan porque sí, pero ser miembro de un grupo de en Facebook es facilísimo. Puedes tener más de 500 contactos sin moverte de casa, le das a un botón y ya”.

El aporte a la reflexión sobre la educación es evidente. Dejo un fragmento:

“Se ve a la educación más como un producto que como un proceso. Así la educación parece abandonar la noción de conocimiento útil para toda la vida para sustituirla por la noción de conocimiento de usar y tirar. Esa concepción es uno de los retos a vencer. La educación debería ser una acción continua de la vida y no dedicarse únicamente al fomento de las habilidades técnicas. Lo importante es formar ciudadanos que recuperen el espacio público de diálogo y sus derechos democráticos, para así ser capaces de controlar el futuro de su entorno y el suyo propio. Cuando el mundo se encuentra en constante cambio, la educación debería ser lo bastante rápida para agregarse a éste. Estamos ante la educación líquida

steiner
Claude Steiner

Las personas desde lo profundo, en las relaciones humanas, si tenemos que elegir entre la nada y el dolor, elegimos el dolor. Necesitamos existir para los demás. Esta es una de las genialidades que descubrí del maestro Steiner y su economía de caricias.

Inauguré este blog en el 2009, con una obra suya, El cuento de los peluches caldo , mi cuento favorito de todos los tiempos.

El maestro del análisis transaccional Claude Steiner, aporta una valiosísima visión de la educación emocional,y sobre cómo educar.

“Los juegos de poder psicológicos funcionan porque la gente está entrenada para obedecer desde la infancia”, decía el maestro Steiner.

D.E.P. ambos genios.

EDUCAR A UN ADOLESCENTE

Claves para comprender a los adolescentes, con un video con algunas claves, basado en los tres duelos por los que pasa de Arminda Aberastury.

“La adolescencia es una enfermedad que se pasa”

“Etimológicamente los términos ‘adolescencia’ y ‘adulto’ provienen del mismo verbo latino adolescere que significa «crecer y desarrollarse». ‘Adolescente’ hace referencia al concepto de «crecer hacia».

Sócrates en el siglo IV a. C. hablaba de la juventud como «… la juventud de ahora ama el lujo, tiene pésimos modales…, son los tiranos de sus hogares…, no respetan a sus padres…». Todas las generaciones han sentido honda preocupación por este periodo evolutivo del ser humano, tal vez porque todos los adultos hemos pasado por esta etapa de transición entre quienes éramos y quienes quisimos ser.

La importancia del coaching con adolescentes reside en que el adolescente comprenda qué le está pasando. Que el chico o la chica alcance un autoconocimiento le proporcionará seguridad sobre sí mismo. Lo difícil de esta etapa es que este autoconocimiento lo logra el adolescente tocando los límites de su propio hacer y ser. De ahí lo desafiante de su comportamiento con propios y extraños”.

Extracto del libro “Coaching Educativo”. Juan BELLIDO. Editorial Khaf 2016*

Os dejo un video con algunas claves para comprender a un adolescente, basado en los tres duelos por los que pasa de Arminda Aberastury.

*Libro “Coaching educativo” en AMAZON

Puedes leer un extracto del libro “Coaching educativo” en:

Descargar libro coaching educativo gratis

Mi hijo es mal estudiante ¿qué hago con él?

fracaso-escolarSon malas fechas para los pequeños y grandes estudiante, que no han obtenido buenos resultados en esta evaluación.

Han de estar preparados a las preguntas impertinente de familiares propios y extraños acerca de los resultados escolares del tipo: ¿y el cole? ¿habrás aprobado? ¿tantos suspensos?… La situación a todas luces es incómoda para el niño/a y también para sus padres, que queriendo salir al paso de la “vergüenza” aprovechan para volcar sobre el “fracasado estudiante” más de: “no sé que voy a hacer…” “lo único que tiene que hacer es estudiar y…. bla, bla, bla…” “este niño… niña…” Esto si con suerte no se pasa al capítulo de descalificaciones que no se porqué absurdo razonamiento pretenden ser motivadores: “es un flojo” “no lo hace porque es un vago…”

Es empáticamente entendible este comportamiento irracional por parte de los progenitores. No es más que un torpe vehículo para dejar salir la frustración de querer lo mejor para sus “retoños”.

Párese un momento: imagine aquella situación, donde la “ha cagado” en su trabajo…. Imagino que habrá alguna situación de estas. Imagine ahora que su vecina del quinto, a la que ve sólo de año a año, le para por la escalera y le pregunta sobre su trabajo, y su pareja aprovecha para poner en “evidencia evidente”, que usted se equivocó en el curro,… que la pició… que ese día no dio pie con bola, que… eso… que la cagó…

Es posible que esté pensando que no es lo mismo una vecina que una tía, un primo (carnal) que un vecino con cara de primo. Pues bien, desde la desafección emocional, es lo mismo: un entrometido o entrometida.

Así, no se motiva, sino que se ayuda a perpetuar la creencia de que no se puede. Es distinto haber sacado malos resultados a SER mal estudiante. Es distinto suspender que ser un fracasado.

Los suspensos tienen una atribución paradójicamente diferente según de quien se trate. Así “me han suspendido” o “he aprobado” cuando la nota me la ponen a mí. Y “has suspendido” y “te han aprobado” si ninguneo tu éxito. Extrapolando el caso a la vida de los adultos, le suena la expresión de algún envidioso ante el éxito ajeno: “fulanito… es que…tiene mucha suerte”…

Cada cosa en su sitio y cada sitio tiene su cosa. Dejemos que los chicos vivan las fiestas en paz. Si necesitan feedback, confrontación, revisión sobre su hacer y actuar como estudiantes, ocúpese de ello de continuo y con estrategia. Y si es necesario con ayuda de un profesional.

De esto se encarga el “coaching educativo”… Con estrategias movilizamos a los estudiantes. La motivación no existe, la automotivación sí. Descubrir qué mueve al chaval. Promover el primer paso, es el inicio de una carrera de fondo.

El cambio es posible.“Este chico no llegará nunca a ningún sitio” dijo el ilustre profesor al pequeño Albert Einstein“Su rendimiento, sus resultados, son insatisfactorios. No asimila bien. No puede aprender ni biología” afirmaba el eminente profesor del que hoy es premio Nobel de medicina John Gurdon. Otro lumbrera educador dijo “Un chico que se encuentra por debajo de los estándares comunes de la inteligencia. Es una desgracia para su familia” de Charles Darwin“El trabajo escolar de mi hijo es un insulto a la inteligencia” decía el propio padre de Winston Churchill. Giuseppe Verdi no fue admitido en la Escuela Superior de Música de Milán porque no ponía bien las manos al piano. Unamuno suspendió la asignatura de literatura, al igual que Balzac.

Todos estos casos, que no se si sus tíos y tías, en la cena de Navidad, les encordiaban con los estudios, pero sí tienen en común que encontraron su automotivación y descubrieron qué les limitaba a despegar… “Siempre me ha encantado aprender. Lo que no me gusta es que me enseñen” reflexionaba Churchill. “Sólo me moví a estudiar cuando entendí que moriría pronto y que había que activarse”, declaró el genio Hawking. “No me gusta aprender de memoria” Einstein.

Buena automotivación y que tengan la fiesta en paz!

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

LA EDUCACIÓN QUE QUIERO.

“A los educadores intento inculcarles que educar es servir. 

En muchos casos, ser conscientes de ese sentido de servicio de su profesión ya les hace cambiar para siempre”

CLAUDIO NARANJO

Comienza un nuevo curso, y algunas personas me preguntas si hago “coaching educativo”.

En mi vocación “educar” y “curar” están en mi esencia, por eso doy gracias a la vida, porque profesión y vocación se dan la mano en mi vida, desde hace hoy 25 años, como educador, y desde hace una década labor complementada e implementada con el coaching.

Os dejo unas ideas de inspiración, que pertenecen al sabio Claudio Naranjo, del que he podido disfrutar en vivo hace tan sólo unos días.

Acompaño las ideas con unos videos, que bien reflejan “la educación que quiero”.

Juan BELLIDO, palabra de coach.

www.juanbellido.com

Detenerse en mitad del camino: “Educación para el ser significa educar esa parte profunda de la mente que se sitúa más allá del pensar, del sentir y del querer hacer; implica una educación en el silencio de la vida contemplativa, que, lejos de ser algo exclusivo de las vocaciones contemplativas, debería constituir un elemento fundamental en la vida de cada uno”.

Conocerse para cambiar: “Hablo de transformación no sólo como se entiende en psicoterapia, que es sanar de las cosas que molestan, que duelen; también como implicación espiritual, que es pasar de un estado común y corriente, digamos, en el que la mayor parte de la gente se encuentra, a una condición de conciencia más amplia, más extendida”.

Paz interior: “La felicidad se cultiva no identificándose con los pensamientos ni con las emociones. Idealizamos las pasiones: el orgullo, el amor. Queremos ser héroes, victoriosos o vencidos; somos muy vanidosos. Las pasiones son intrínsecamente egoístas y productoras de infelicidad. Hay que poner paz en los animales que nos habitan. Hay que dejarse en paz”.