Mentes Maravillosas

Hoy he visto esta película. Conmovedora, profunda.

La filosofía asoma en cada fotograma, en casi cada frase que pronuncia uno de los protagonistas Igor.

Igor es interpretado, aunque me da la sensación que al contar casi su propia vida, más que interpretación es narración Alexandre Jollien  (Savièse, Suiza, 1975). Aquejado de parálisis cerebral, escribió en 1999 Elogio de la debilidad, un tratado sobre la superación a través de la filosofía griega. La película destila filosofía, ternura, inclusión. Aborda temas relacionados con la diversidad funcional, para desarrollarlos más ampliamente: la exclusión, los prejuicios, la amistad, los vínculos maternos, la sexualidad, el amor.

Me encanta cuando describe lo que es la vida a través de las fechas que se escriben en las biografías. La vida es el guión que separa el año de nacimiento y el de la muerte. Lo importante es lo que hacemos con él (19702040)

Saber que Alexandre Jollien es filósofome ha hecho buscar sus otras obras y deborarlas: Pequeño tratado del abandono, El filósofo desnudo, El oficio de ser hombre.

“La exigencia de lo cotidiano obliga a utilizarlo todo para arriesgarse a la singularidad, asumir un lugar en el mundo, salvar la piel. ¿Risible proyecto? ¿Locura pretenciosa? Tal vez. Mi condición me lleva, sin embargo, a armarme. Reveses de la suerte, fracasos, dificultades con las que uno va a construir una vida, todo invita a recoger el implacable desafío: uno no nace hombre, se hace…” Escribe en El oficio de ser hombre (Con vivencias) Alexandre Jollien. Realmente una mente maravillosa.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s