EDUCAR A UN ADOLESCENTE

Claves para comprender a los adolescentes, con un video con algunas claves, basado en los tres duelos por los que pasa de Arminda Aberastury.

“La adolescencia es una enfermedad que se pasa”

“Etimológicamente los términos ‘adolescencia’ y ‘adulto’ provienen del mismo verbo latino adolescere que significa «crecer y desarrollarse». ‘Adolescente’ hace referencia al concepto de «crecer hacia».

Sócrates en el siglo IV a. C. hablaba de la juventud como «… la juventud de ahora ama el lujo, tiene pésimos modales…, son los tiranos de sus hogares…, no respetan a sus padres…». Todas las generaciones han sentido honda preocupación por este periodo evolutivo del ser humano, tal vez porque todos los adultos hemos pasado por esta etapa de transición entre quienes éramos y quienes quisimos ser.

La importancia del coaching con adolescentes reside en que el adolescente comprenda qué le está pasando. Que el chico o la chica alcance un autoconocimiento le proporcionará seguridad sobre sí mismo. Lo difícil de esta etapa es que este autoconocimiento lo logra el adolescente tocando los límites de su propio hacer y ser. De ahí lo desafiante de su comportamiento con propios y extraños”.

Extracto del libro “Coaching Educativo”. Juan BELLIDO. Editorial Khaf 2016*

Os dejo un video con algunas claves para comprender a un adolescente, basado en los tres duelos por los que pasa de Arminda Aberastury.

*Libro “Coaching educativo” en AMAZON

Puedes leer un extracto del libro “Coaching educativo” en:

Descargar libro coaching educativo gratis

Motivar

En la educación como en el tenis,

no es difícil ser bueno de vez en cuando,

lo difícil es serlo todos los días.

Juan BELLIDO

Nunca se pierde del todo hasta que se deja de intentarlo. Esta es la primera frase con la que comiencé el libro “Motivar en el aula: El arte de hacer que hagan”.

Hoy, más que ayer estoy convencido de que la motivación no existe. La auto-motivación sí.

Si bien es cierto que se motiva por contagio emocional. De ahí que defienda los recursos dirigidos a “mover el corazón y la mente”. Entre ellos, los audiovisuales.

Os dejo un video sobre motivación.

Me acuerdo tanto de tí…

La Semana Santa, el mar, las vacaciones, me permiten disfrutar de la lectura sabrosa…

Me gusta leer filosofía. Angel Gabilondo tiene la facilidad de filosofar sobre la cotidianeidad.

Hoy me regala unas páginas entrañabilísimas…

En la consulta de coaching, he visto a personas que vienen intentando olvidar un amor, otras intentan recuperar a la persona de su vida, otras intentan vivir el duelo del desamor y otras buscar el valor de actuar y actuar proactivamente ante los sentimientos.

Todas tienen el mismo común sentimiento de “me acuerdo tanto de él o ella…”

Ángel, de manera magistral, a mi entender, describe la sensación de “acordarse de…”

Para tí, de quien me acuerdo…

Juan BELLIDO

www.juanbellido.com

“Me acuerdo tanto de ti…”

Es llamativo como a veces nos asalta, nos invade, nos inunda y nos habita la imagen de un gesto, de un movimiento, de una situación. Irrumpe en nosotros una palabra y una mirada;en definitiva, un rostro. Nos acordamos de alguien. Puede ser que con gusto, con alegría, al menos en principio. Pero pronto ese recuerdo es la ratificación de una distancia , de una separación. No está y, sin embargo, su ausencia se hace presente. No es una simple nostalgia, es una constatación. Si hay recuerdo es porque en algún modo algo o alguien se fueron. Que tal vez vuelva es estimulante, incluso cabría ser un consuelo, pero recordar es también reconocer que algo ha finalizado, se ha ido, se ha perdido. Que ese alguien se encuentre en otro lugar, por un lado es un alivio; por otro, una iquietud. Le echamos de menos y, a la par, está en nosotros. Tanto nos pertenece como le pertenecemos. Y sin embargo, no nos tenemos. En absoluto. Lo notamos. Lo sentimos. No es lo que más nos gustaría, pero es así. Echar de menos no es sólo senti una falta, es constatar que hagamos lo que hagamos cabe la distracción, pero no el olvido. Alquien nos tiene sin poseernos, le tenemos sin poder sino acariciar su ausencia. Lo notamos con intensidad, pero no está.Ahora bien, en la palabra acuerdo está la palabra corazón. El recuerdo tiene siempre también una connotaciñón afectiva. Y nos gusta. No es una simple repetición, es una reiteración, un modo de reactivar algo, de revivirlo. Se trata de que llegue a ser una rememoración. Quizá hayamos de tornar ese recuerdo en memoria, lo que supondría no una simple añoranza del pasado, sino muchas posibilidades latentes y vivas, y algún porvenir. Acordarse de alguien es asociarse con él, con ella, de modo singular, es una conmemoración.

En la noche, un recuerdo irrumpe en silencio. Nos adormilamos al susurro de las palabras que alguien no nos dice. Amanecemos en brazos que no están. Y, sin embargo, no todo es un espejismo. Algo nos enlaza, nos vincula, algo que no es precisamente menos real que una ausencia. Podríamos intentar denominarlo, pero con palabras tan sencillas que resultarían excesivas. Recuerdo cuando no necesitábamos recordar.

Me acuerdo de ti. Compartimos una memoria común, y desearía hacer contigo algo que por cordial fuera para ambos memorable. Me acuerdo tanto de ti que, como suele decirse, me desvivo por verte, por oirte, por presentir que quizá a ti te ocurra algo similar. No te aconsejo tanta ansiedad, ni tanta turbación. Preferiría que se te pasara. Es decir, que nos viéramos. Lo digo por mí.

LIBRO: “Contigo” (Capítulo 3) ÁNGEL GABILONDO

CRISIS…

Leo a Paul AUSTER en “Experimentos con la verdad”:

“Hay que estar dispuesto a hallar el sentido de lo que está ocurriendo.”

Y me asalta el pensamiento hacia una de las máximas del coaching “Andar por la vida dándose cuenta”
Continúa Auster: “Casi todos nosotros, yo mismo incluido, vamos por la vida sin prestar mucha atención. De pronto ocurre una crisis, y nos cuestionamos todo lo que nos rodea, y en ese momento dejamos de pisar tierra firme”.

Y es aquí, donde las preguntas juegan su poderoso papel, como pistas de salida para un nuevo saber interno. Y la clave no reside en lo que me rodea sino en cómo dejo que me afecte lo que me rodea.

Prosigue Auster: “Creo que es en esos momentos [de crisis, de cuestionamiento, de perder tierra firme] cuando la memoria se convierte en una poderosa fuerza de nuestras vidas. Comienzas a explorar el pasado, e invariablemente te encuentras con una nueva lectura de ese pasado, lo entiendes de una manera nueva, y por ello eres capaz de enfrentarte al presente de una nueva manera”.

Me encantó leer anoche a Auster y dejar volar mi memoria y mi imaginación, entendiendo las crisis como trampolines para el crecimiento y la oportunidad en medio del peligro.

Circula por ahí que para los japoneses, la palabra crisis en japonés se compone de dos idiogramas Kiki (pronunciese ki-ki o ki-kai) que significan peligro yoportunidad, aunque en andaluz “un kiki” es algo muy distinto 😉

Palabra de coach

Juan BELLIDO

www.acompañamientopersonal.com

Un libro de regalo…

Un cliente que asisistió a mis sesiones de coaching, es ejecutivo de una importante empresa. Me pidió que le apoyara mediante el coaching a definir su estilo de liderazgo. Bueno… en la primera sesión me pidió “ayuda” para sentirse mejor en su trabajo, y aprender a “mandar” mejor, sin sentirse mal… El liderazgo fué lo que finalmente trabajamos…con unos resultados y nivel de satisfacción en él y en sus empleados ¡¡¡espectaculares!!!

Es para mi muy gratificante, poder contar hoy esto (con su autorización, por supuesto). De regalo final del proceso le regalé uno de mis libros gurú en materia de liderazgo…

Juan BELLIDO

coach

www.juanbellido.com

http://www.acompañamientoersonal.com

Cubierta adversidad 4ª edición (Page 1)A partir de una serie de biografías de distintos personajes, la obra pretende ser un homenaje a aquellas personas que han sabido sacarle partido a la adversidad. “Desde la adversidad. Liderazgo, cuestión de carácter” ofrece algunas claves sobre el líder del siglo XXI, pero también quiere ser un libro para ver lo positivo de la vida y la esperanza en una situación difícil.

Al tratar de analizar el papel de un líder o las características que marcan al que ejerce cualquier tipo de liderazgo, el autor considera que vendrá marcado por cinco puntos fundamentales: su biografía y su experiencia de vida; sus acciones; su carácter junto con su talento; sus valores, su dimensión moral y su honestidad; y su formación y educación. Para Álvarez de Mon un líder debe ser una persona capaz de “inspirar a los demás en una dirección noble y estimulante, a la vez que debe poseer talento y talante”. Entre las características más destacadas que debe poseer está la capacidad de “gestionar impopularidades”, la calidez, la cercanía, la humildad, tener una mente flexible y estar continuamente creciendo a nivel intelectual.

Para defender estas consideraciones en el primer capítulo hace un breve recorrido por las biografías de 21 personajes que han debido hacer frente y superar una gran adversidad en su vida. Entre ellos están Nelson Mandela, Josep Carreras, Andrea Bocelli, Hellen Keller, Reinhold Messner, Vaclav Havel, Andreu Grove, Victor Frankl,  Gustavo Zerbino, Valero Rivera, Mar Cogollos, Konosuke Matsushita, Ernest Shackleton, Juan Oiarzábal, Mike Krzyzewski, Lance Armstrong, Randy Snow, John de Zulueta, Alexandre Jollien, Christopher Reeve y muchos más.

De todos estos personajes se desprende, según el autor, que “la adversidad no te deja nunca indiferente, es un ejercicio de esperanza”. Las personas que son capaces de superar una gestión basada en el miedo al fracaso son aquellas que “tienen miedo y lo superan. Son hombres y mujeres reales, no superman”. Lo admirable de este tipo de líderes es, por tanto, su capacidad de superación ante la adversidad, ya que “en situaciones límite su nivel de autenticidad se dispara”. En definitiva, tanto a nivel personal como en el mundo de la gestión empresarial, “la adversidad es una escuela muy exigente”, comenta el autor.

Santiago Álvarez de Mon es Doctor en Sociología y Ciencias Políticas por la Universidad Pontificia de Salamanca y Licenciado en Derecho por la Universidad Complutense de Madrid. Realizó un Master en Economía y Dirección de Empresas en el IESE, centro donde desarrolla actualmente su labor docente. Álvarez de Mon es también profesor invitado en los más importantes centros de negocio tanto de Europa como de Latinoamérica.

Unos de los libros de mi verano

amarillo

Tan sólo me duró un par de horas de una mañana de desvelos… aunque ha sido una lectura muy, pero que muy profunda y muy recomendable…

Algunas de las reflexiones sacadas al hilo del libro ya las he aplicado en mis sesiones de coaching.

El mundo amarillo, de Albert Espinosa. Albert tuvo cáncer durante una década y en el libro explica cosas que le enseñó la enfermedad y que después ha aplicado a su vida.

En el libro explica 23 descubrimientos que hizo durante esa época y que ha aplicado a la vida. Enseñanzas de la enfermedad…

Juan BELLIDO

coach

www.juanbellido.com

Esta es la lista:

  1. Las pérdidas son positivas. Cualquier pérdida es en realidad una ganancia.
  2. No existe la palabra dolor. Analiza qué sientes.
  3. Espera treinta minutos. Es cuando aparecen las energías que te permitirán solucionar el problema.Haz cinco buenas preguntas al día. Coge una libreta, anota cualquier pregunta que se te ocurra y al lado escribe el nombre de la persona que podrá responderla.
  4. Anda, respira, rie y disfruta. A veces estamos tan centrados en nosotros, en nuestro problema, que olvidamos que justo en ese momento podríamos hacer el mayor descubrimiento de nuestra vida.
  5. Construye un historial vital: ¿qué te hace feliz cada día?
  6. Debes saber decir no. No lo dudes, el no te traerá muchos síes.
  7. Lo que ocultas es lo que más muestra de ti.
  8. El poder no es del cumpleaños; es del soplo.
  9. Reconoce que las decisiones del pasado las tomaste tu. Respeta a tu yo anterior, no tienes derecho a juzgarlo porque tomó su decisión con la intención de que saliera bien. Las malas decisiones de hoy serán buenas mañana.
  10. Encuentra lo que te guste mirar y míralo, y no juzgues lo que miran los demás.
  11. No te creas lo que venga de serie: rebátelo, modifica tu cerebro.
  12. Los sueños son el norte de todo el mundo; si los cumples tendrás que ir al sur. Sur y norte, norte y sur.
  13. Desahógate. Grita y oye cómo lo haces.
  14. Las pajas son una forma de canalizar la energía. Hazte pajas positivas.
  15. Acepta cómo son los otros. Ten con ellos la misma paciencia que tienes contigo.
  16. Puede haber más de un camino para ir a ese sitio.
  17. Cuando estás enfermo no estás muerto. ¿Por qué no hay wifi en los hospitales?
  18. Hiberna veinte minutos. Quieto, no respires. Respira…
  19. Habla a un desconocido y concédele 48 horas para que se ponga el pijama azul.
  20. Confía en las madrugadas.
  21. Analiza y acepta tus retazos. ¿Recuerdas tu primera vez?
  22. Pistacho: la contraseña para no llegar al punto de no retorno aunque te enfades.
  23. ¿Dudas? Cierra los ojos.