Empezar de nuevo

La vitalidad se revela no solamente en la capacidad de persistir sino en la de volver a empezar.
Francis Scott Fitzgerald

Hoy
hoy voy a ser yo mismo
quiero empezar de nuevo
voy a ser yo
no se porque
pero me siento algo distinto
como encerrado en un laberinto
del que ya no se salir
pero hoy todo va a cambiar
hoy todo va a brillar
será un nuevo amanecer
hoy voy a ser yo mismo
voy a ser como era antes
voy a pintar el mundo con sonrisas y color
voy aferrarme a vivir la vida
y todo lo malo encerrarlo en un cajón
y hoy voy a ser yo mismo
voy a ser como era antes
y voy a perfumar el mundo con esencias de amor
cambiando las penas con poesías
hoy voy a ser yo mismo
voy a ser yo
y no se porque
ya no me entrego con el alma
me destruye tanta calma
todo esta tan gris
pero hoy todo va a cambiar
hoy todo va a brillar
sera un nuevo amanecer
hoy voy a ser yo mismo
voy a ser como era antes
voy a pintar el mundo con sonrisas y color
voy aferrarme a vivir la vida
y todo lo malo encerrarlo en un cajón
y hoy voy a ser yo mismo
voy a ser como era antes
y voy a perfumar el mundo con esencias de amor
cambiando las penas con poesías
hoy voy a ser yo mismo
voy a ser yo
y hoy todo va a cambiar
hoy todo va a brillar
hoy todo va a cambiar
hoy todo va a brillar
sera un nuevo amanecer
y hoy voy a ser yo mismo
voy a ser como era antes
y voy a perfumar el mundo con esencias de amor
cambiando las penas con poesías
hoy voy a ser yo mismo

Cuenta conmigo

“Hijo, ¿estás contento contigo?”

Francisco Bellido

La cita que encabeza hoy este post, me ha acompañado desde que yo apenas tenía ocho o nueve años. Mi padre tuvo la grandeza de acompañarme y ayudarme a ser quien soy.

Desde dondequiera que esté, seguro que orgulloso sonríe viendo como su hijo lo cita.

El vínculo emocional entre padres e hijos es de vital importancia en la vida de las personas. Que nuestros hijos se sientan queridos y seguros es la base para procurarles  el desarrollo autónomo, equilibrado y maduro que necesitan para convertirse en personas emocionalmente sanas.

Trabajar con los hijos en pro de su autonomía, su autoestima, en el camino de la responsabilidad, junto con la tolerancia a la frustración son las tareas esenciales de cualquier padre y madre que se precie de serlo.

“Desconocemos el amor de los padres, hasta que tenemos a nuestros propios hijos”, decía Henry Ward Beecher. Y es cierto que a ser padres se aprende siéndolo, aunque sin lugar a dudas ayuda pararse a reflexionar sobre ¿cómo lo estoy haciendo? ¿qué puedo hacer mejor?. También es importantísimo para ejercer de padres emocionalmente eficaces, formarnos.

Por ejemplo, conociendo y aplicando la REGLA DE 24 QUILATES DE LA PATERNIDAD: “No trates a tus hijos como no te gustaría que los tratase otra persona”¿Tolerarías que un maestro, o un vecino, o un tío llamase a tu hijo tonto?…  Piensa que, para tu hijo/a tu palabra de padre o madre es infinitamente más poderosa emocionalmente que cualquier otra.

En el despacho de coaching son múltiples los casos que he visto donde el vínculo emocional entre padres e hijos ha llegado a tal punto de deterioro que se hace casi insufrible la convivencia. En algún lugar se obstruyó el conducto que conecta los corazones de los padres y los hijos. Ayudar a desatascar ese conducto es lo que trabaja un buen coach.

Es cierto, que nadie ha dicho que sea fácil ejercer de padres, y que hay etapas evolutivas, -tanto de los hijos, como de los padres-, que plantea un RETO más complejo, como por ejemplo la adolescencia, -esa enfermedad que hay que pasar- como me gusta definirla.

Mark Twain, reflexiona sobre la crisis de las edades, diciendo con ironía: Cuando yo tenía catorce años, mi padre era tan ignorante que no podía soportarle. Pero cuando cumplí los veintiuno, me parecía increíble lo mucho que mi padre había aprendido en siete años”

Os dejo un video, que desde la emotividad comercial, nos presenta un mensaje eterno de padres a hijos: “cuenta conmigo”

Juan BELLIDO, palabra de coach y padre

www.juanbellido.com

Más post sobre coaching para adolescentes y jóvenes

 

Enamorarse y no

El enamoramiento es una especie de imbecilidad transitoria.

José Ortega y Gasset

Cuando uno se enamora las cuadrillas
del tiempo hacen escala en el olvido
la desdicha se llena de milagros
el miedo se convierte en osadía
y la muerte no sale de su cueva
enamorarse es un presagio gratis
una ventana abierta al árbol nuevo
una proeza de los sentimientos
una bonanza casi insoportable
y un ejercicio contra el infortunio
por el contrario desenamorarse
es ver el cuerpo como es y no
como la otra mirada lo inventaba
es regresar más pobre al viejo enigma
y dar con la tristeza en el espejo.

Mario Benedetti

Puedes ver otros post sobre amor en este blog, aquí

Los derechos emocionalmente sanos de los humanos

“Yo voy a volcar mis ilusiones en lo que quiero, serán las guías que marque el camino”

El puchero del hortelano

Hay canciones, que más que escritas con versos, parecen ser compuestas por versículos, dadas las enseñanzas que pretenden. 

La canción que os dejo hoy  (“La guía”), es una de ellas.

Habla de temas muy frecuentes en el coaching: decisiones en primera persona, asumir equivocaciones, búsqueda del propio camino, ilusiones, miedo a perder, crecer y sus consecuencias, tener un porqué para vivir, y dar el primer paso.

Todos los seres humanos, debemos tener presente, que entre los derechos emocionalmente sanos de los humanos, están, o deberían estar, el derecho a:

  • A sentir y expresar el dolor emocional.
  • A no hacer caso a los consejos.
  • A no acceder a peticiones sin sentirnos culpables o egoístas.
  • A tener momentos de soledad.
  • A no intentar solventar los problemas de otros.
  • A no adivinar las necesidades y deseos de los demás.
  • A elegir entre no responder o sí responder.
  • A comportanos de forma asertiva.
  • A equivocarnos y ser responsables de nuestros errores.
  • A tener nuestras propias opiniones y valores.
  • A sentir que nuestras propias necesidades, son tan importantes como las de los demás.
  • A experimentar y expresar los propios sentimiento.
  • A cambiar de opinión.
  • A mostrar la disconformidad.
  • A enfadarnos cuando se nos trata injustamente.
  • A cambiar lo que no nos satisface.
  • A detenernos y pensar antes de actuar.
  • A pedir lo que queremos.
  • A ser independientes.
  • A decidir qué hacer con nuestro tiempo.
  • A optar ante lo que nos gusta.
  • A buscar estrategias ante lo que nos da miedo.
  • A sentirnos alegres.
  • A expresar tristeza ante lo perdido.
  • A sorprendernos.

Siempre me ha gustado decidir antes de que lo hagan por mí 
Siempre me puedo equivocar, a eso no pienso renunciar
Que el derecho a equivocarse es un derecho universal
Y quien no te lo respeta creo que tiene, la verdad,
Los que van por un camino quieren que vayas detrás
Que hablan en imperativo y van sobrados de vanidad

Yo voy a volcar mis ilusiones en lo que quiero, serán las guías que marque el camino,
Revienten las puertas que están cerradas con cerrojos de desidia
Por el miedo a los fracasos, por el miedo a no poder.
Sólo se salta una valla si se intenta alguna vez
Y al caer si me hago daño de mis golpes aprenderé,
Cicatrices que recuerdan la aventura y crecer.
Yo voy a crecer.

Siempre me puedo confundir verlo todo negro cuando es gris 
Por eso nunca se debe renunciar a eso que quieres de verdad
Porque la vida es más bonito cuando hay algo por lo que luchar
El que lucha y el que espera tiene su oportunidad
Aunque haya mil tropiezos ir para adelante no ir para atrás
Disfrutando lo que andaste y lo que queda por andar.

Yo voy a volcar mis ilusiones en lo que quiero, serán las guías que marque el camino,
Revienten las puertas que están cerradas con cerrojos de desidia
Por el miedo a los fracasos, por el miedo a no poder.
Sólo se salta una valla si se intenta alguna vez
Y al caer si me hago daño de mis golpes aprenderé,
Cicatrices que recuerdan la aventura y crecer.

Yo voy a volcar mis ilusiones en lo que quiero, serán las guías que marque el camino,
Revienten las puertas que están cerradas con cerrojos de desidia 
Por el miedo a los fracasos, por el miedo a no poder. 
Sólo se salta una valla si se intenta alguna vez .

Feedback para la vida

“El objetivo de la crítica es dejar al criticado con la sensación de que ha recibido una ayuda”.

Las críticas no serán agradables, pero son necesarias, afirmaría Winston Churchill. El feedback es necesario para avanzar, decimos en el coaching.
Aún a sabiendas, que encajar la información del exterior, que nos confronte y sitúe ante cómo nos ven los demás y cómo nos vemos nosotros mismos, no es siempre ni agradable ni fácil, todos los postulados sobre crecer, avanzar, prosperar, tienen como ingrediente la autorregulación consciente.
Autorregulación es movilizar los propios recursos para ajustarnos a lo que pretendemos ser o a lo que ansiamos alcanzar.
Para ello, cuanta más y veraz información registremos, mejor.
En el coaching de ventas, y en el estratégico empresarial, este concepto de crítica es fundamental. En el coaching personal es valiosísimo.
Qué hacer con las críticas y con el feedback, es harina de otro costal. Quien se enfada por las críticas, reconoce que las tenía merecidas, decía Cayo Cornelio Tácito. Quien se enfada por una crítica, que se pregunte ¿qué hay de injusto en ella?, digo yo.
En cualquier caso, el objetivo de una crítica, desde el coaching, es aportar feedback con el ánimo de ayudar en la mejora. Todo lo demás será cualquier cosa, menos crítica.
Como ejemplo un feedback para la vida:

 

Siete grandes frases de Coaching

“Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer.”

Pablo Picasso

En homenaje a la ciudad de Málaga y a sus habitantes, que durante estos dos últimos años me han acogido como uno de los suyos, en las más de 100 horas de formación del Experto Universitario en Coaching Personal y Grupal de la Universidad de Málaga.

Cada semana me he encontrado con estos dos murales del gran Pablo Picasso, cuya genialidad se hace patente también en sus palabras, y ahora me inspiran.

Os dejo siete geniales frases de Picasso, que bien pueden considerarse siete grandes frases de coaching:

“La acción es la clave fundamental de cualquier éxito.”

“En aprender a pintar como los pintores del renacimiento tardé unos años; pintar como los niños me llevó toda la vida.”

“Todos los niños nacen artistas. El problema es cómo seguir siendo artistas al crecer.”

“La inspiración existe, pero tiene que encontrarte trabajando.”

“Puede quien cree que puede, y no puede el que cree que no puede. Esta es una ley inexorable.”

“Lleva mucho tiempo llegar a ser joven.”

“Yo pinto los objetos como los pienso, no como los veo.”

picasso1 copia

picasso2copia

No te rindas nunca

“No hay objetivos imposibles, sólo personas que se cansan antes de lograrlos”
Bernardo Frau, montañista y notable corredor amateur de los siglos XX y XXI

Ayer, en uno de los curso de coaching que facilito, hablaba de la Responsabilidad Social Corporativa desde el coaching. De cómo los “¿para qué?” de la empresa o institución se alinean con los “¿qué haces?”.

Desde el trabajo profundo con las personas que dirigen y gestionan las instituciones, y desde su propia transformación y/o afirmación, se impulsa de manera imparable la transformación y avance de los colectivos con los que se trabajan.

Las cosas cambian porque cambian las personas, he aquí donde reside la fuerza del coaching empresarial.

Os dejo un video de laONCE y su Fundación “no te rindas”, donde de manera magistral apunta a la diana de motivaciones profundas.

Y de postre un texto…

“Todos los hombres sueñan, pero de maneras distintas.
Aquellos que lo hacen por la noche,
en los oscuros recesos de la mente,
despiertan por la mañana para descubrir
que sus sueños fueron solo vanidad
Pero quienes sueñan durante el día son hombres peligrosos
pues ellos pueden vivir sus sueños con los ojos abiertos
y hacerlos posibles”.
T. S. Lawrence, Los Siete Pilares de la Sabiduría