¿Tu competitividad te hace mala persona?

“Con un buen guión puedes hacer una película buena o una película mala. Con un mal guión sólo tendrás películas malas “

Akira Kurosawa

En España se emite un programa de “competición”  para demostrar quién es el mejor cocinero o cocinera del país*.

Begoña, es una de las aspirantes, había ganado una prueba del concurso anteriormente y como premio el programa le ofreció quitarle uno de los ingredientes a sus compañeros para la siguiente fase del concurso, donde debían demostrar su destreza y habilidad al cocinar un pescado.

begoña de top chef
Actitud de Begoña comentada por un Coach Profesional

Begoña no se lo pensó dos veces y le quitó el aceite de oliva a Barbara. “Se lo quito porque sé que lo va a necesitar”, afirmó.

A su otro compañero Javier Estévez le retiró una botella de vino -manzanilla- ,presuponiendo que no lo iba a utilizar.

He aquí un claro ejemplo de competitividad mal gestionada.

Tras el suceso, los espectadores votaron en una encuesta realizada por la cadena televisiva Antena 3. Según esta fuente Begoña salió muy mal parada. El 82,5% de los votantes consideraba que la aspirante había jugado sucio contra Bárbara, mientras que un 17,5% opinaba lo contrario.

Es un claro ejemplo de cómo los valores internos de esta concursante, afloraron. Es cierto que las reglas del juego le permitían hacerlo, pero… los valores de la mayoría no dudarían de tildarla de mala persona. Tiene un mal guión interno. ¿Será buena jefa, con estos valores?

Con ojos de coach estoy convencido que no es mala persona, pero actuó con torpeza emocional y con  poca inteligencia interpersonal en el acto. Su contrincante Bárbara, a la cual le quitó el ingrediente -casi imprescindible-, ni tan siquiera era un rival objetivo. En cambio al compañero que ayudó, sí que tiene un nivel profesional, que podría amenazar la conquista del ansiado primer puesto.

Su poca habilidad, dejándose secuestrar por las emociones, y anulando la razón, le ha dejado a todas luces, al descubierto.

Es un caso típico, que suelo ver a menudo en los “juegos que se juegan” en muchos colectivos y empresas. En los procesos de coaching grupal y coaching ejecutivo, uno de mis cometidos, es apoyar a las personas, haciéndoles de espejo, para que vean más allá de la visceralidad o la racionalidad.

barbara de top chef
Bárbara vista por un Life Coach

Por otra parte a la otra concursante de Top Chef Bárbara, no le vendría nada mal un proceso de coaching personal, que la ayudara a reconocer su pose vital de víctima.

Bárbara mejoraría muchísimo con un proceso de reconocimiento de rol vital, de verse realmente, de encontrase consigo misma para mejorar sus habilidades interpersonales.

Si continúa a toda costa  no enfrentándose a la realidad, sin querer oír, o echando la culpa a los demás, difícilmente aprenderá de esta la experiencia. Le recomiendo urgentemente un Coach Personal o Life Coach.

Juan BELLIDO, mirada de coach

www.juanbellido.com

* Aclaración para vosotros/as mis lectores/as que no vivís en España.

Anuncios

Tres preguntas para salvar tu pareja

Los hombres y las mujeres a veces descubren que es difícil encontrar a la pareja deseable para el matrimonio. Puede ser cierto. Pero hay otro componente en la situación: no es suficiente encontrar a la persona adecuada, nosotros debemos ser la persona adecuada.

H. Jackson Brown

Os dejo tres preguntas que te puedes hacer si estas en un momento de crisis de pareja.

Antes de tomar una “determinación” o “decisión” en pareja, puedes preguntarte si con esa decisión:

coaching en pareja
En cualquier caso, si una o más de las preguntas es respondida con un NO, con seguridad, estarás pensando en una decisión “unilateral”. ¿Es eso lo que quieres? ¿quieres elegir sólo o sola?… Entonces estás preguntándote desde la NO PAREJA.

Si quieres preguntarte desde la PAREJA, revisa tus “noes” y actúa, sin olvidar las palabras del Dr. Dyer “La fusión de dos personas en una da como resultado dos medias personas”.

Juan BELLIDO, palabra de coach.

 

Organiza tu vida

“La persona que no ha sabido organizar su propio mundo,

se sentirá una extraña en el mundo que ella misma se ha creado”

Organizar nuestra vida, y con ella las pequeñas o grandes tareas que nos ocupan diariamente, es tarea fundamental para el equilibrio y la serenidad de todos nosotros.

He visto muchos puestos de trabajo, que retratan de manera unívoca, cómo se sienten sus moradores.

¿Cuántos calendarios tienes a la vista? ¿Cuántos montones de papeles te acompañan? ¿Cuántos objetos decoran torpemente tu estancia?

Tener orden mental en medio del desorden, es posible, pero difícil. Tener orden mental en medio del caos, es posible, pero queda reservado a las mentes excepcionales.

¿Cómo de ordenado tienes el escritorio de tu ordenador? Puedes empezar por ahí, si lo que deseas es empezar -o continuar- poniendo orden en tu vida. Recuerda que pequeños pasos hacen grandes recorridos.

Te dejo aquí (gentileza del autor, reproducible sin fines comerciales), el fondo de escritorio que yo utilizo, por si te es de utilidad. Cada icono o carpeta de mi PC lo voy colocando en el espacio que considero, y así, por lo menos, voy teniendo organizada esta parte de mi vida.

organiza tu vida

Por favor, dame feed-back

Tomarse la vida con filosofía

Presencia de ánimo y valor en la adversidad,

valen para conquistar el éxito más que un ejército.

Soy un enamorado de la filosofía. El coaching tiene mucho de filosofía, o más específicamente de consejo orientador filosófico.

La real academia española define la palabra filosofía como  “Fortaleza o serenidad de ánimo para soportar las vicisitudes de la vida” y “Manera de pensar o de ver las cosas”.

Desde la perspectiva del coaching la importancia radica en tener nuestra propia filosofía de vida. Esto no consiste en cortar y pegar formas ajenas de tomarse y vivenciar la vida, sino en definir cómo queremos vivirnos.

Me atrevo a enumerar algunas claves para tener nuestra propia filosofía de vida:

1. Tener una propia filosofía de vida engloba todas las áreas de nuestra vida (familia, trabajo, ocio, etc…)

2. Para tener nuestra propia filosofía de vida, debemos conocernos.

3. Para tener nuestra propia filosofía de vida, hemos de enfrentarnos al propósito de nuestro existir.

4. Para vivir nuestra vida con nuestra propia filosofía debemos trabajar con coraje por ello.

Os dejo un emocional anuncio, donde “se toman la vida con filosofía”.

Juan BELLIDO, palabra de coach

Lo nunca visto… o sentido.

Lo que se ve con frecuencia no maravilla… Lo que nunca se vio, cuando ocurre, se tiene por prodigio.

Blaise Pascal

Dicen que en torno al 70 por ciento de las personas dice haber experimentado alguna vez en su vida un déjà vu, un término francés que se puede traducir como “ya visto” y que da nombre a la sensación de estar viviendo una realidad ya experimentada.

Se trata de una paramnesia, es decir, un falso recuerdo. La explicación no tiene que ver con vidas pasadas ni con señales de otro mundo, sino en pequeños lapsus en el cerebro y en  la memoria.

Algunos expertos distinguen el déjà vu del déjà visite (“ya visitado”), el déjà sentì (“ya sentido u olido”) y eldéjà vecu (“ya experimentado”).

El fenómeno contrario, es decir, la falta de familiaridad ante un objeto o una situación real que ya se ha experimentado pero no reconoce o recuerda recibe el nombre de jamais vu (“nunca visto”).

 Una pregunta frecuente en el coaching es: ¿esto ya lo has vivido antes?, ¿lo has sentido antes?, y más importante aún: ¡Si en otras ocasiones te sucedieron situaciones parecidas y supistes solucionarlo, esta vez también podrás! 

 

La felicidad de las pequeñas cosas

La felicidad humana generalmente no se logra con grandes golpes de suerte,

que pueden ocurrir pocas veces,

sino con pequeñas cosas que ocurren todos los días

Benjamin Franklin

Sentir el calorcito de una manta que viene a cobijarte del frío,

percibir las fragancias que se esconden en una copa de vino,

intuir los ingredientes de los que consta un sorbo de cerveza,

comer con hambre,

captar con una foto la esencia de un momento,

dibujar risas y sonrisas en las caras de los amigos,

construir un escenario con cualquier objeto cotidiano,

hacer que la magia del clown ilumine la oscura noche,

sentir el roce de los dedos en un abrazo,

sorprender,

ser sorprendido,

mirar,

ser mirado,

detener el tiempo,

la felicidad de las pequeñas cosas.