Te comería a besos

“Te haré el humor hasta llegar al orgasmo”

Boamistura

Os traigo hoy, un acto de amor de artistas y poetas para una ciudad, a veces, demasiado grande e impersonal.

En el siguiente video podemos ver el efecto de la psicología positiva, el coaching emocional y una ingente creatividad al servicio de los otros.

EMO-CIONANTE!

Aquí os dejo el listado de versos que conmueven la ciudad. Me suscita un par de preguntas: ¿Y yo, qué puedo hacer para mejorar mi entorno? ¿Y tú?… Con la mente puesta en que “no hay imposibles, sólo improvables”.

Gracias, Boamistura,

REIR, TRABAJAR, FLUIR

“Silba mientras trabajas”

Los siete enanitos

 

Me permito unas pinceladas para hacer tu trabajo bajo el flujo del humor:

1. Date permiso

2. Desafía tus prejuicios

3. Se espontáneo

4. Valora la diversión como una riqueza

5. Se consciente de los límites que te impones

6. Se auténtico

7. Elige: reir o no reír

8. Conecta con tus clientes, usuarios…

9. Emociónate

10. Celébralo

 

Ahora, te invito a que lo veas en la práctica:

Un nuevo ejemplo de reír, trabajar, fluir.

Compartir con cuidado

El matrimonio es un viaje con rumbo desconocido, en el que los integrantes deben compartir no sólo aquéllo que cada uno ignora del otro, sino también lo que desconocen de sí mismos.
Mercedes Milá

 

La importancia de los cosas pequeñas…

Las cosas pequeñas, si se ponen juntas, son más grandes que las grandes

A menudo, cuando trabajo con las METAS que tienen que ver diréctamente con las relaciones personales desde el enfoque de la Inteligencia Interpersonal, es inevitable trazar un plan de trabajo tan concreto, que incluye modificar comportamientos y hábitos cotidianos sencillos.

Más allá del entrenamiento en la conducta empática y el manejo de las emociones, desplegar la elegancia de la atención por los detalles y el cuidado de los demás, marcan la diferencia.

Los “pequeños detalles de cortesía” en las relaciones humanas, marcan la excelencia.

En los procesos de coaching de equipos, muy a menudo salta como delatores de la calidad del ambiente de trabajo, los pequeños detalles “no tenidos en cuenta”, a saber: una puerta que no se cierra y molesta la corriente de aire a un compañero, un papel higiénico no repuesto, o una información no dada.

En los procesos individuales de coaching trabajando asuntos de pareja, es muy frecuente, que los reproches y reclamos giren en torno a cosas pequeñas que juntas hacen una grande. Por ejemplo: la falta de delicadeza en el trato, el no cuidado de la pasión a sorbos, o la corresponsabilidad en el cuidado de la casa.

En el coaching de jóvenes, un indicador esencial de la mejora de la convivencia entre padres e hijos pasa por reconocer los momentos de recíproco cuidado, por pequeños que sean.

Las cosas pequeñas, si se ponen juntas, son más grandes que las grandes.

Os dejo por hoy, que he de tener un pequeño detalle de cortesía…

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

Mentiras y verdades

“Hay verdades que parecen mentiras, y mentiras que parecen verdades”

Recuerdos

El cerebro no deja de sorprenderme… Mejor, debería decir…. mi cerebro no deja de sorprenderme. El rostro de la niña que toca lal pandereta forma parte de mi universo, de mi vida, de mi recuerdo… junto a la canción, el blanco y negro, la muñeca con su arítmico caminar… ¡qué sonrisa me arranca!!

Feliz Navidad!! y Felices recuerdos!!!

Juan BELLIDO

http://www.juanbellido.com

GARRICK

 

Tricicle by Juan BELLIDO

DAVID GARRICK(1717-1779), fue un reconocido actor inglés del siglo XVIII. Estaba tan extraordinariamente dotado para la comedia, que los médicos recomendaban sus actuaciones como una especie de remedio mágico, capaz de sanar cualquier pena del alma.

Ya he hablado en otros post sobre mi relación con el humor.

GARRICK, sin saberlo, fue el PRIMER RISOTERAPEUTA de la historia.

Hoy, en pleno siglo XXI, cuando se conoce científicamente que los niños ríen unas trescientas veces al día y los adultos tan sólo unas quince. Nos hace bien recordarlo. Nos sentará bien buscar a nuestro niño interior.

Tricicle, anoche me regalaron un risueño espectáculo inspirado en él. Hicieron fluir un inmenso caudal de endorfinas y me hicieron mover casi 400 músculos a la vez.

 

Garrick by Juan BELLIDO

El escrito mexicano Juan de Dios Peza(1852-1910), escribió el siguiente poema también inspirado en Garrick.

REÍR LLORANDO
Viendo a Garrik actor de la Inglaterra
el pueblo al aplaudirlo le decía:
Eres el más gracioso de la tierra,
y el más feliz…
Y el cómico reía.

Víctimas del spleen, los altos lores
en sus noches más negras y pesadas,
iban a ver al rey de los actores,
y cambiaban su spleen en carcajadas.

Una vez, ante un médico famoso,
llegóse un hombre de mirar sombrío:
sufro le dijo, un mal tan espantoso
como esta palidez del rostro mío.

Nada me causa encanto ni atractivo;
no me importan mi nombre ni mi suerte;
en un eterno spleen muriendo vivo,
y es mi única ilusión la de la muerte.

Viajad y os distraeréis.
¡Tanto he viajado!
Las lecturas buscad.
¡Tanto he leído!
Que os ame una mujer.
¡Si soy amado!
-Un título adquirid.
-¡Noble he nacido!
-¿Pobre seréis quizá?
-Tengo riquezas.
¿De lisonjas gustáis?
¡Tantas escucho!…
¿Qué tenéis de familia?
Mis tristezas…
¿Vais a los cementerios?
Mucho… mucho…

De vuestra vida actual ¿tenéis testigos?
Sí, mas no dejo que me impongan yugos:
yo les llamo a los muertos mis amigos;
y les llamo a los vivos, mis verdugos.

Me deja, agrega el médico, perplejo
vuestro mal, y no debe acobardaros;
tomad hoy por receta este consejo
“Sólo viendo a Garrik podréis curaros”.

¿A Garrik?
Sí, a Garrik… La más remisa
y austera sociedad le busca ansiosa;
todo aquel que lo ve muere de risa.
Tiene una gracia artística asombrosa.
¿Y a mí me hará reír?
¡Ah! sí, os lo juro,
él sí; nadie más que él; mas… ¿qué os inquieta?
Así -dijo el enfermo-, no me curo:
¡Yo soy Garrik!… Cambiadme la receta.

¡Cuántos hay que, cansados de la vida,
enfermos de pesar, muertos de tedio,
hacen reír como el actor suicida,
sin encontrar para su mal remedio!

¡Ay! ¡Cuántas veces al reír se llora!
¡Nadie en lo alegre de la risa fíe,
Porque en los seres que el dolor devora
el alma llora cuando el rostro ríe!

Si se muere la fe, si huye la calma,
si sólo abrojos nuestra planta pisa,
lanza a la faz la tempestad del alma
un relámpago triste: la sonrisa.

El carnaval del mundo engaña tanto,
que las vidas son breves mascaradas;
aquí aprendemos a reír con llanto,
y también a llorar con carcajadas.