el regalo más grande

videoclip de Tiziano y Amaia en relación con las preguntas

En el coaching trabajamos con las poderosas preguntas.

Las poderosas preguntas son esas capaces de dar en diana, de llamar al centro de nuestros intereses y necesidades.

Además las poderosas preguntas movilizan nuestro Ser (emocional y racionalmente) para conseguir la META.

Ahora sí, hemos de contestar esas poderosas preguntas desde la honestidad y con la valentía de quienes contestan con la mano en el corazón.

Por ejemplo: ¿CUÁL ES PARA TÍ EL REGALO MÁS GRANDE QUE EL UNIVERSO PODRÍA HACERTE AHORA?

Esta reflexión me la ha inspirado una bella canción…

Juan BELLIDO

coach

www.juanbellido.com

 

www.acompañamientopersonal.com

 

Ser fuerte

Son numerosos los procesos de coaching en los que los jóvenes, me mencionan sus “ganas de ser fuertes” para conseguir su propósito.

En la sesión de coaching, donde buscan el apoyo para alcanzar esa META y por ende el éxito, aparecen lo que denomino “los vampiros del éxito”: el lastre del pasado y el miedo al futuro.

Hanna en su conocida canción “como la vida” retrata muy bien esos “vampiros del éxito”.

En los procesos de coaching que hago con jóvenes, ya digo que es un tema recurrente el tema del MIEDO y del SER FUERTE, ante una elección (seguir o no con su novio/a, continuar y/o cambiar de estudios, elegir trabajo, optar por vivir en otro sitio, independizarse, cambiar de círculo de amigos, dejar de fumar, controlar el consumo de alcohol, iniciar una afición…)

A través de poderosas preguntas, mis clientes van tomando consciencia de dónde están y dónde quieren llegar, como por ejemplo:

¿qué necesito par conseguirlo? ¿puedo hacerlo? ¿quiero hacerlo’ ¿esta decisión me aporta energía o me la quita? ¿elijo en libertad o coaccionado por algún miedo? ¿lo que elijo me conduce a lo excelente o a lo mediocre? ¿me ofrece éxito perdurable o efímero?

En definitiva: ¿cómo quieres ver tu cielo? y… ¿estás dispuesto a verlo?

Juan BELLIDO

coach

www.acompañamientopersonal.com

www.juanbellido.com

 

 

LETRA DE LA CANCION HANNA – COMO LA VIDA (PURA HANNA)

Yo quería ver el cielo como yo lo vi al nacer
azulito con esmero y sin basura y
sin la mierda del país que se esta cargando el cielo y me esta jodiendo a mi
y m esta jodiendo a mi
voy queriendo renacer inventando mis canciones
voy siguiendo tus pasitos a ver si me dan lecciones
y no puedo porque no quiero porque en el fondo m da miedo
de esta vida que me viene y que no me la merezco
no m ela merezco
ahh…
ESTRIBILLO
y empecé a ser fuerte como no a ser valiente
y empecé a correr sin pensar en el ayer
y empecé a ser fuerte a llevarme la corriente
y empecé a comprender que la vida son dos días
y que el miedo no te deja andar ni ver
no te deja andar ni ver

Buscare la solución a mis problemas
y con mi amor no me quitaré el sombrero hasta que no te lo hayas quitado tu primero
y empezaré a ser fuerte y empezare a crecer
y a sonreír a la vida que me viene
no la dejare atrás eso no me conviene
me conviene ser fuerte sobre todo no rebelde
que ya me la he quitado que ya me la he quitado la coraza del pasado

y empecé a ser fuerte como no a ser valiente
y empecé a correr sin pensar en el ayer
y empecé a ser fuerte a llevarme la corriente
y empecé a comprender que la vida son dos días
y que el miedo no te deja andar ni ver
no te deja andar ni ver
y es que el miedo no te deja andar ni ver

Yo quería ver el cielo como yo lo vi al nacer…

LA CRISIS COMO OPORTUNIDAD

No son pocos los casos que llegan a un proceso de coaching buscando luz para salir de un estado de crisis. Es sabida la doble acepción de la crisis (peligro+oportunidad).
El profesor Santiago Alvarez de Mon da un enfoque de cómo convertir la crisis en oportunidad.
Nos habla de grandes preguntas que se hacen en el coaching, a través de la señorita que a veces se instala en nuestras vidas (“la crisis”): ¿quién soy? ¿qué quiero? ¿qué es para mi el éxito?
En los procesos de coaching los coach colaboramos con los clientes (adultos, profesionales, adolescentes, amos y amas de casa…) a enfocar sus habilidades personales y a aportar su propia energía interna para la causa: ¿qué quieres hacer con tu vida?
Juan BELLIDO
coach
www.juanbellido.com
wwww.acompañamientopersonal.com

 

 

¿TRISTEZA O ENFADO?

La importancia de reconocer la verdaera emoción que nos invade y la información que nos da…

Los coaches personales trabajamos desde la comunicación auténtica y emocional.

A veces, no es fácil reconocer la emoción auténtica que estamos experimentando (miedo, alegría, tristeza, ira, asco, sorpresa), pues se encuentra enmascarada por un comportamiento o actitud que da una información diferente.

Reconocer la emoción que estamos experimentando y la información que nos aporta, nos da lucidez para saber qué nos está pasando  y actuar en consecuencia…

Con frecuencia, los hombres que han crecido escuchando que tienen que ser fuertes, tienen dificultades para admitir sus sentimientos primarios de miedo, así que en su lugar muestran enfado.

Las mujeres que han crecido escuchando que deben ser sumisas, suelen llorar expresando tristeza, cuando están, básicamente, enfadadas.

Sin embargo, cuando el enfado es el sentimiento central y más profundo te informa de que sientes que han sobrepasado tus límites, que la situación es injusta o tú la vives como tal, que necesitas defenderte o que alguien o algo te impiden vivir cómo quieres, que sientes que otros establecen tus límites generándose en ti la sensación de estar atrapado. Puede estar informándote de que no te das o no te dan lo que pides o necesitas. En los procesos de coaching el cliente descubre por sí sólo qué emoción le invade y qué información le puede estar aportando…

Juan BELLIDO

coach

De regalo, un cuento sobre la tristeza y el enfado…Disfrútalo…

En un reino encantado donde los hombres nunca pueden llegar, o quizás donde los hombres transitan eternamente sin darse cuenta…

En un reino mágico, donde las cosas no tangibles, se vuelven concretas.

Había una vez… un estanque maravilloso.

Era una laguna de agua cristalina y pura donde nadaban peces de todos los colores existentes y donde todas las tonalidades del verde se reflejaban permanentemente…

Hasta ese estanque mágico y transparente se acercaron a bañarse haciéndose mutua compañía, la tristeza y la furia.

Las dos se quitaron sus vestimentas y desnudas las dos entraron al estanque.

La furia, apurada (como siempre esta la furia), urgida -sin saber por qué- se bañó rápidamente y más rápidamente aún, salió del agua…

Pero la furia es ciega, o por lo menos no distingue claramente la realidad, así que, desnuda y apurada, se puso, al salir, la primera ropa que encontró…

Y sucedió que esa ropa no era la suya, sino la de la tristeza…

Y así vestida de tristeza, la furia se fue.

Muy calma, y muy serena, dispuesta como siempre a quedarse en el lugar donde está, la tristeza terminó su baño y sin ningún apuro (o mejor dicho, sin conciencia del paso del tiempo), con pereza y lentamente, salió del estanque.

En la orilla se encontró con que su ropa ya no estaba.

Como todos sabemos, si hay algo que a la tristeza no le gusta es quedar al desnudo, así que se puso la única ropa que había junto al estanque, la ropa de la furia.

Cuentan que desde entonces, muchas veces uno se encuentra con la furia, ciega, cruel, terrible y enfadada, pero si nos damos el tiempo de mirar bien, encontramos que esta furia que vemos es sólo un disfraz, y que detrás del disfraz de la furia, en realidad… está escondida la tristeza.

Jorge Bucay

CANCIÓN OPTIMISTA

Canción “celebra la vida” de Axel

Celebra la vida.

Suena de fondo esta canción (cantada por Axel y Bustamante).

Poco a poco voy siendo consciente de la letra, dejo todo lo demás y descubro este regalo de canción y de letra…

Toda una oda al optimismo, a las ganas de vivir…

Son frecuentes los procesos de coaching, donde el cliente llega en busca del “foco” que da energía y sentido al amanecer de cada día.

Son esos días “pluff” donde no sabemos muy bien porqué, ni cómo, pero estamos más desanimados, nos cuesta tirar… Si esos días se repiten con frecuencia: atención…

Una vez descartada la clínica (depresión, astenias…), es bueno buscar el centro del individuo, y muy muy importante tener una META, un objetivo que alcanzar y dibujar en nuestra mente que es para nosotros el éxito.

Reza en mi tarjeta de visita:

“La diferencia entre un sueño y un objetivo es un proyecto”

Porque estoy convencido de la necesidad de los sueños, de tener objetivos que nos hagan avanzar, de proyectos que los hagan alcanzables… Y mientras trabajar la consciencia y “celebrar la vida”.

Juan BELLIDO

coach

LETRA “CELEBRA LA VIDA”

No sé si soñaba,
No sé si dormía,
y la voz de un ángel
dijo que te diga:
celebra la vida.

Piensa libremente,
ayuda a la gente,
y por lo que quieras
lucha y sé paciente.

Lleva poca carga
a nada te aferres
porque en éste mundo,
nada es para siempre.

Búscate una estrella
que sea tu guía,
no hieras a nadie
reparte alegría.

Celebra la vida, celebra la vida,
que nada se guarda
que todo te brinda.
Celebra la vida, celebra la vida,
segundo a segundo y todos los días.

Y si alguien te engaña
al decir “Te Quiero”,
pon más leña al fuego
y empieza de nuevo.

No dejes que caigan
tus sueños al suelo
que mientras más amas
más cerca está el cielo.

Grita contra el odio
contra la mentira,
que la guerra es muerte,
y la paz es vida.

Celebra la vida, celebra la vida,
que nada se guarda
que todo te brinda.
Celebra la vida, celebra la vida,
segundo a segundo.

No sé si soñaba,
No sé si dormía,
y la voz de un ángel
dijo que te diga:
celebra la vida, celebra la vida
y deja en la tierra tu mejor semilla
celebra la vida, celebra la vida
que es mucho más bella cuando tú me miras.
Celebra la vida, celebra la vida.

LOS PELUCHES CALDO

corazon

Seguramente abrás oído hablar de gente que con un cartel pegado al pecho regala abrazos por la calle.

Claude Steiner, del cual ya te hablaré, escribió un cuento “los osos caldo”, que es uno de mis cuentos favoritos, de todos los tiempos.

Inspirado en este cuento, nace la idea de regalar “buen rollo” por el mundo y así el mundo será cada vez mejor y más “saludable”.

El Cuento de los Peluches Caldos

Claude Steiner

Traducción: M Rosa Buixaderas.

Erase una vez una pareja feliz llamados Tim y Maggie que tenían dos hijos, cuyos nombres eran John y Lucy. Para comprender lo felices que eran, es necesario conocer en la situación en que VivÍan.

En aquellos días era fácil conseguir Peluches Caldos. Si alguien deseaba tener uno, solo tenía que decirte: “Quisiera tener un Peluche,” y enseguida sacabas de tu bolsa un Peluche tan pequeño como la mano de una niñita. Tan pronto el Peluche veía la luz del día sonreía y se transformaba en un gran y afelpado Peluche Caldo. Al colocarlo en la espalda, en la cabeza o en el regazo de la persona, se acurrucaba y se derretía encima de la piel, produciendo una sensación de bienestar en todo el cuerpo. Unos a otros se pedían los Peluches y, como eran gratuitos, no había ninguna dificultad en conseguir los suficientes. Al haber muchos, todos eran felices porque la mayor parte del tiempo sentían calor y suavidad.

La bruja, que era muy astuta, imagino un plan perverso. Una hermosa mañana, mientras Maggie estaba jugando con su hija, la bruja se deslizó junto a Tim y le susurro al oído:

“Tim, mira la cantidad de Peluches que Maggie le está  dando a Lucy. De continuar así, no le va a quedar ninguno para ti!”

Tim quedo sorprendido. Se volvió hacia la bruja y le dijo:

“¿Quieres decir que no encontraremos siempre un Peluche en nuestra bolsa cada vez que lo abramos?”

Y la bruja contestó:

“Así es, tan pronto se acaben, ya no tendrás mas.”

Dicho esto, se marcho volando montada en su escoba, riendo a carcajadas.

Tim tomo muy en serio lo que la bruja le había dicho y empezó¢ a fijarse cada vez que Maggie regalaba un Peluche a alguien. En realidad, estaba muy preocupado, porque le gustaban mucho los Peluches de Maggie y no quería quedarse sin ellos. Pensaba que no era justo que Maggie diera todos sus Peluches a los niños o a otras personas. Así es que empezó¢ a quejarse cada vez que veía a Maggie dándolos a otros y, como Maggie le quería mucho, dejo de dar los Peluches a otros y los reservó para él.

Los niños vieron lo que estaba pasando y no tardaron en pensar que no estaba bien regalar Peluches Caldos cada vez que se los pedían o les venía en gana darlos. Ellos también se volvieron conservadores de Peluches. Observaron a sus padres de cerca y, tan pronto vieron que uno de ellos daba demasiados Peluches a otros, empezaron a protestar. A pesar de que en cuando los buscaban siempre los encontraban en la bolsa, poco a poco se fueron convirtiendo en unos tacaños. La gente pronto se dio cuenta de la escasez de Peluches y empezó a sentir la falta de calor. Algunas personas empezaron a sufrir de encogimiento de sus espaldas e incluso murieron a causa de la escasez. Cada vez acudía más gente a comprar, a pesar de su ineficacia, las pócimas y los ungüentos de la bruja.

El hecho es que la situación iba empeorando. La bruja mala que observaba todo lo que estaba pasando, en realidad no quería que la gente muriera (puesto que los muertos no compran pócimas ni ungüentos), por lo tanto, imagino otro plan. A todos les dio una bolsa semejante a la Bolsa de Peluche, salvo que esta era fría en vez de cálida. Dentro de la bolsa de la bruja habían Espinas Frías. Con estas Espinas Frías la gente no se sentía arropada y suave, sino fría y pinchosa. Por otro lado estas Espinas Frías mejoraban la enfermedad de la espalda. Por lo tanto, a partir de aquel momento, cuando alguien decía: “Quiero un Peluche Caldo,” la gente, preocupada por la escasez, contestaba: “No puedo dártelo, pero ¿quieres una Espina Fría?”

Algunas personas se reunían con la esperanza de conseguir un Peluche, pero al final acababan intercambiando Espinas. Como consecuencia de ello, aunque no murieran muchas personas a causa de la escasez, se sentían infelices, frías y llenas de pinchos.

Hubo gente que al hacerse popular conseguían grandes cantidades de Peluches Caldos sin tener que devolverlos. Luego los vendía a los que no eran populares para que pudieran sobrevivir.

Por consiguiente, la situación era catastrófica y todo empezó con la llegada de la bruja, quien hizo creer a todos que el  día menos pensado abrirían su Bolsa de Peluches y no encontrarían nada.

A partir de ahora no se sabe lo que va a pasar. ¨¿Podrán los adultos poner coto a la imprudencia de los niños por la fuerza de la ley? ¿Se unirán los adultos a la Mujer de las Caderas y a los niños para correr el riesgo de que haya siempre tantos Peluches como sean necesarios? ¿Recordaran aquellos días, a los que los niños quieren volver, en que los Peluches Caldos eran abundantes porque todo el mundo los daba gratuitamente?

La lucha se desplegó sobre todo el país y probablemente ocurre justo donde tu vives. Si tu quieres, y espero que así sea, puedes unirte dando y pidiendo Peluches libremente y siendo lo más cariñoso y sano posible.

FIN

© 1969 Claude Steiner

¿PROACTIVO O REACTIVO?

cuento sobre la motivación colectiva, sobre ser reactivo o proactivo.

La diferencia entre una persona con una actitud proactiva o con una actitud reactiva, es que la primera encuentra la motivación interna para la acción.

El primero se mueve, al segundo lo mueven.

El coaching apoya a las personas a encontrar “esa motivación interna”, y por experiencia sé que esa motivación “da alas”.

Como ejemplo un cuento de motivación colectiva:

Una gran montaña cumbre con su sombra una pequeña aldea. Por falta de rayos solares los niños crecen raquíticos. Un buen día los aldeanos ven al más anciano de ellos dirigirse hacia los límites del pueblo, llevando una cuchara de loza en las manos.

-¿A dónde vas? -le preguntan. Responde:

-Voy a la montaña.

-¿Para qué?

-Para desplazarla.

-¿Con qué?

-Con esta cuchara.

-¡Estás loco! ¡Nunca podrás!

-No estoy loco: sé que nunca podré, pero alguien tiene que comenzar.