Sí que puedes

Cógelo, ve por él

Suéltate, inténtalo

Sírvete, agárralo

Mírate, creételo

Sal de ahí, afróntalo

Ciérralo déjalo ir

Di que sí o di que no

Tómalo, confía en ti

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sálvate, exígelo

Cázalo, duro con él

Pruébate y pruébalo

Cámbialo, atrévete

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Si puedes virar el rumbo y tirar lo que sobra

Puedes volver a coleccionar segundos de placer estrofas

de poéticas palabras y de golfas madrugadas

Estarás cerca si en vez de mirar al suelo echas a caminar

Si puedes alcanzarlo, mira, lo tienes delante

Puedes dar un paso y otro y otro más

Casi lo tienes, puedes salir del armario

Cogerlo por el mango

Échale ovarios

No te deseo suerte, no hace falta

Porque sí que puedes que nadie te diga que no

Sí que puedes,

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

(El Kanka)

Anuncios

DESIDERATA

DESIDERATA COACHING

Escucha:

Camina plácidamente, a pesar del ruido y de la prisa, y recuerda que la paz se puede hallar en el silencio.
En la medida de lo posible, mantén buenas relaciones con todos, pero no te sometas para conseguirlo.
Manifiesta tu verdad de modo claro y sereno: Escucha a los demás, incluso al torpe e ignorante; no solo tú tienes reflexiones que ofrecer.
Evita a las personas ruidosas y agresivas, que producen desazón en el espíritu.
Si te comparas con otros, te volverás hueco y amargado, pues miraras a unos desde arriba y a otros desde abajo.

Disfruta de tus logros y de tus planes. Interésate en tu profesión, por muy modesta que esta sea, que es un tesoro en momentos de cambio.

Sé cauto en los negocios, porque el mundo está lleno de engaños. Pero que ello no te impida ejercer la virtud; se de los que luchan por altos ideales y viven heroicamente

Sé tú mismo, no finjas el afecto. No seas cínico en el amor pues, a pesar de las torpezas y los desengaños, es perdurable cual la hierba.
Acepta dócilmente los consejos de los años, abandonando con gallardía las cosas de la juventud.

Robustece la firmeza de espíritu, para que ella te proteja de las adversidades repentinas; no te angusties con pensamientos oscuros, recuerda que muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.

Que un exceso de rigor no te impida ser amable contigo mismo.

Eres una criatura del universo, como los árboles o las estrellas; estas en él con todo derecho. Con independencia de cómo lo veas tú, el universo funciona como es debido.

Por lo tanto, concibas a Dios como lo concibas, mantente en paz con él. Y, cualesquiera que sean tus quehaceres y tus y aspiraciones, permanece en paz con tu alma, a pesar de la ruidosa confusión de la vida.

Pese a todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos, el mundo es hermoso. Sé alegre. Esfuérzate por ser feliz.

Max Ehrmann