Sueños despiertos

Los viajes largos, en coche, siempre han sido una constante en mi vida. Viajaba con mis padres, viajo ahora con mi familia, con amigos y también solo.

En los largos viajes solo, tengo tiempo para dos de mis grandes pasiones: oir música y pensar. De modo, que pensamientos y música se alternan y a veces hasta fusionan mientras los neumáticos giran y giran.

De modo inesperado -caprichos del inconsciente supongo-, el monotema de mis 500 kilómetros de ayer fueron los sueños depiertos. “…Que toda la vida es sueño, y los sueños sueños son.” decía Pedro (Calderón de la Barca). … Aunque en coaching los sueños despiertos son el símbolo visible de nuestras metas.

La posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante. Podría ser una consigna motivadora para los inquietos e inquietas de este mundo.

Nunca desistas de un sueño. Sólo trata de ver las señales que te lleven a él. Podría ser un eslogan motivador para gente emprendedora.

Si has construido un castillo en el aire, no has perdido el tiempo, es allí donde debería estar. Ahora debes construir los cimientos debajo de él, decía el escritor y muy citado (en libros de recursos humanos y crecimiento personal) Bernald Shaw. Y es aquí donde los coach apoyamos a nuestros clientes. Ponemos al servicio de ellos herramientas de gestión del talento, de gestión del tiempo y del conocimiento, claves de discernimiento y clarificación, recursos para descubrir cómo hacer fluir el ser con el hacer.

Me gusta preguntarle a la gente que quiero (“quiero” de “amor” y de “me da la gana”): ¿cuál es tu sueño?… Y me gusta ver la expresión de su rostro y hacia dónde dirigen su mirada buscando ¿algún sueño? ¿su sueño?… Yo, a veces, en mis tres minutos sagrados diarios -mientras me cepillo los dientes por la noche- me lo pregunto frente al espejo… ¿cuál es tu sueño, Juan?

¿Y el tuyo?

Para acompañar el tema de los sueños os dejo un cortometraje, que merece la alegría ver.

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

Anuncios

Las sevillanas y el amor

Las sevillanas y el amor, lleva por título este post.

Polisémico yo -que diría un amigo mío- el término sevillanas tiene doble sentido (mujer y género flamenco).

Sin que sirva de precedente una sevillana -esta vez me refiero a las canciones-, que refleja una temática muy habitual en el género… el amor.

Por aquello de que estamos de feria de abril… en Sevilla.

… Sin más… un guiño popular 😉

Juan BELLIDO, coach

http://www.juanbellido.com

No voy a ser más complicado que una flor

No voy a ser más complicado que una flor… Apenas un verso en un disco. Una frase en una canción llena de sentido y sensibilidad. Esta canción suena una otra vez en mi memoria…Quizás llegó el momento de quedarse así… dice Fito.

De nuevo la magia de la música.

A unas tres o cuatro cervezas de aquí
Es un buen lugar para caerse muerto
Nada parece malo desde allí
Perdimos la cabeza pero no el sombrero
Quizás llego el momento de quedarse así
Alguien cruzara mi corazón desierto
Y se perderá y me perderé por seguirte a ti
Y no conozco otra manera de vivir
No voy a ser más complicado q una flor
Ya se que mientras tenga fuerte la raíz
El propio llanto regara mi corazón

Y si me quieres dibujar prefiero el gris
Y si me quieres olvidar me marcho yo

Y estaba todo tan oscuro, tan profundo i negro
Dentro de mi boca donde me caí
Nadie se curo, sino se puso enfermo
Y es tan frecuente como extraño
Si no puede hacerte daño, no te ara feliz
Y no conozco otra manera de vivir
No voy a ser más complicado q una flor
Ya se k mientras tenga fuerte la raíz
El propio llanto regara mi corazo

Y si me quieres dibujar prefiero el gris,
Y si me quieres olvidar me marcho yo….

Dime corazón

En esta mañana  los objetos transparentan imágenes del pasado, con ese modo de escribir en la memoria que sólo tienen los detalles apenas insignificantes: Una mancha de vino en un zapato, el olor a tabaco en un jersey, levantarse tarareando una canción que insistentemente se repite una y otra vez, el olor a café recién hecho, saborear un té caliente en una mañana oscura que se insinúa por el balcón, dejar que en la ducha el agua dibuje surcos en mi piel, conversaciones del ayer-mañana, recuperaciones instantáneas de imágenes del desierto, de ciudades, de bares, de miradas…

Y testiga muda de ello, la canción incesante una y otra vez…dime corazón…

Deformación profesional. Son muchos, -muchísimos- los casos de coaching personal dirigidos a descubrir “qué dice el corazón”, y armonizar emoción y razón.

Dime corazón… Dime corazón… Dime corazón… diálogo al aire de esta canción -para tí- que se me antoja fiel notaria de esos diálogos que tanto he mantenido.

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

Desde aquí

Este fin de semana, la vida me ha traído muchos regalos…

Entre ellos, poder asistir a un concierto, donde he visto “fluir” al más puro estilo Mihaly Csikszentmihalyi, a un músico con cara descompuesta tras las baquetas de su batería.

La música es muy importante en mi vida. A puesto -y pone- melodía a mis día, banda sonora a mis momentos vitales, sintonía a mi humor y música de fondo a mis instantes…

Chiqui Calderón, me regaló una bonita tarde el sábado… Mereció la pena invertir en la compra de su disco y sentirme “mecenas” por un rato…

Os dejo un verso, un comienzo de canción…

“Desde aquí…el mundo comienza al final de mi nariz…”

Me recuerdan a vivir la vida desde “el aquí y el ahora”… De todas formas ya sabemos que “la vida es aquello que pasa mientras nos empeñamos en hacer otros planes”.

Juan BELLIDO

Palabra de coach

www.juanbellido.com

¿Riqueza?

 

De vueltas del desierto. De vueltas de Argelia. De vueltas de un campo de refugiados. De vueltas de Dajla. De vueltas…

De vuelta de dar vueltas y tras un periódo de adaptación-reflexión, os dejo un texto, que aunque escrito hace casi dos mil años, creo puede aplicarse al digno pueblo Saharaui con el que he convivido en estos días.

“Nos acosan por todas partes, pero no estamos abatidos;

nos encontramos en apuros, pero no desesperados;

somos perseguidos, pero no quedamos a merced del peligro;_

nos derriban, pero no llegan a rematarnos.

Quieren ignorarnos, pero somos bien conocidos;

estamos al borde de la muerte, pero seguimos con vida;

nos castigan, pero no nos alcanza la muerte;

nos tienen por tristes, pero estamos siempre alegres;

nos tienen por pobres, pero enriquecemos a muchos;

piensan que no tenemos nada, pero lo tenemos todo”

Reflexiono sobre las dos últimas líneas…

¿cuál es tu riqueza?

Juan BELLIDO. Palabra de coach

www.juanbellido.com

Nota para curiosos/as. El texto es de La Biblia. (2Cor 4. 8-9; 6. 9-10)