Una sesión de coaching

 

“Nada en la vida debe ser temido, solamente comprendido.

Es hora de comprender más, para temer menos”.

Marie Curie

Hay canciones que parecen sacadas de una sesión de coaching. Esta es un ejemplo de ello.

Hay versos que bien podrían haber sido pronunciado por los coachees que deciden iniciar un proceso valiente y productivo de mejora personal.

El Chinchilla – Vistiendo Santos

Aprisionado
En la penumbra de mi habitación
Busco encontrar en un segundo
Mi sitio en este mundo
Pero no me hallo
No veo la luz

Buscando una sonrisa más que merecida
Una estrella que duerma encendida
Y que me ayude a encontrar la salida

1, 2 y ya que no aguanto más
Que no vale la pena andar para atrás
Las experiencia me ha dicho
Que la vida es una partida
En la que debo de hacer trampas pa’ ganar

Y aunque me caiga de cabeza al barro
Me levanto con la chulería de Jack Sparrow
Ya no me quemo el culo
Con las ascuas de tu hoguera
Ni quiero más amuletos
Ni tocar manera

Y aunque me llueva trozos de canto
Me quede en esta vida para vestir santos
No me quite la sonrisa
Que es lo más barato…
Y el mundo es un perfecto ladrón

Vivo en el campo muy relajado
Aullándole a la luna desde mi tejado
Ni tengo prisa, ni voy a misa
Ni uso jefe, ni despertador

Me da igual, pa’ bien o pa’ mal
Ya no necesito faro en la oscuridad
Ni ponerme más fumao que una patata
Pa’ aguantar la serenata
De la vida cuando no quiera escuchar

Y la montaña decidí marchar
Si me pierdo en el monte
Solo he de buscar
La luz de tus ojitos verdes que me guiarán…

Y aunque me llueva trozos de canto
Me quede en esta vida para vestir santos
No me quite la sonrisa
Que es lo más barato…
Y el mundo es un perfecto ladrón

Vivo en el campo muy relajado
Aullándole a la luna desde mi tejado
Ni tengo prisa, ni voy a misa
Ni uso jefe, ni despertador

Mucho tiempo pasó para sanar mi herida
Y harto de coleccionar batallas perdidas
A piñas con la vida, no encontraba la salida
En el oscuro corazón de un mundo algo cabrón

Borrón y cuenta nueva
Eliminar las cosas que te estorban
No sirven pa’ na’
Aquí queda prohibido dar un paso atrás
Ya no…

Y aunque me llueva trozos de canto
Me quede en esta vida para vestir santos
No me quite la sonrisa
Que es lo más barato…
Y el mundo es un perfecto ladrón

Vivo en el campo muy relajado
Aullándole a la luna desde mi tejado
Ni tengo prisa, ni voy a misa
Ni uso jefe, ni despertador

Y aunque me llueva trozos de canto
Me quede en esta vida para vestir santos
No me quite la sonrisa
Que es lo más barato…
Y el mundo es un perfecto ladrón

Vivo en el campo muy relajado
Aullándole a la luna desde mi tejado
Ni tengo prisa, ni voy a misa
Ni uso jefe, ni despertador

El fiel vecino del sol

Te comería a besos

“Te haré el humor hasta llegar al orgasmo”

Boamistura

Os traigo hoy, un acto de amor de artistas y poetas para una ciudad, a veces, demasiado grande e impersonal.

En el siguiente video podemos ver el efecto de la psicología positiva, el coaching emocional y una ingente creatividad al servicio de los otros.

EMO-CIONANTE!

Aquí os dejo el listado de versos que conmueven la ciudad. Me suscita un par de preguntas: ¿Y yo, qué puedo hacer para mejorar mi entorno? ¿Y tú?… Con la mente puesta en que “no hay imposibles, sólo improvables”.

Gracias, Boamistura,

coach ya es español

“Las palabras están ahí para explicar el significado de las cosas, de manera que el que las escucha, entienda dicho significado”.

Aldous Huxley
coach rae

Por fin después de muchos años, formar e informar sobre qué es un coach, qué hace un coach, cómo trabaja un coach, usando el término en inglés, la REAL ACADEMIA DE LA LENGUA ESPAÑOLA, la que  limpia, fija y da explendorcoach en el diccionario al lenguaje, incorpora el término que define qué hago,- o acaso debería decir- qué soy: coach.

Esta es la definición de la palabra coach que aparece en la 23 edición del Diccionario de la lengua española:

coach: 1. Persona que asesora a otra para impulsar su desarrollo profesional y personal. 2. Dep. entrenador.

 

Me gusta la definición, a voz de pronto. Aunque a mi entender haber usado el verbo “acompañar” en vez de “asesorar”, describiría mejor la función. La definición incorpora el “para” , muy en la línea de lo que se trabaja en coaching: “apoyar a las personas (y organizaciones) a descubrir su “para qué” en lo que hace o proyecta hacer, en lo que es o quiere ser.

Lo dicho, ya ser “coach” es una profesión también en “español”.

En otras entradas de este blog, ya he comentado las definiciones de coaching y coach, que puedes ver aquí. Para mí:

El coaching es una forma de despertar la conciencia y trabajar para llenar el vacío existente entre dónde te encuentras y  dónde quieres llegar.

En el caso de no tener muy claro a dónde se quiere llegar, el coaching despierta la conciencia de los desequilibrios existentes.

El coaching apoya a las personas a que encuentren un camino hacia delante que haga provechoso el trabajo, la vida y la propia función en la sociedad. Esto implica la creación de una visión de futuro o una META a la que aspirar, que es distinto a simplemente sobrevivir.

El coaching cuenta con el apoyo y orientación del coach, que es una persona técnicamente cualificada, con vocación de servicio que apoya al coachee (destinatario o cliente) a buscar dentro de sí, y a usar herramientas de coaching para el alcance de su mejora personal y profesional.

El coaching es el acompañamiento a una persona a partir de sus necesidades personales,-en cualquier área de la vida- para el desarrollo de su potencial y de su saber hacer.

Juan BELLIDO, palabra de coach