Si quieres, puedes

“Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma.

William Ernest Henley

Dick Hoyt, es padre. Dick es de los que creen en “si quieres, puedes”.

Cuentan que Dick, deportista, se promete que cuando tenga un hijo, le entrenará para poder hacer juntos la ” ironman “.

La ironman, es una prueba hecha para auténticos héroes. Consta de 3800 mts de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera.

Su hijo nace con parálisis cerebral, no desiste en su propósito y consigue su objetivo.

El padre de Derek, acompaño a su hijo hasta la meta en los JJOO de 1992. Dick Hoyt, cargó con su hijo durante la prueba.

Los grandes campeones invierten algo más de 8 horas, Dick invirtió el doble, llegando casi a las 17 horas.

Este día el tráfico permaneció cerrado durante toda la prueba y cuando Dick entró con su hijo ya de noche, todo el público le estaba esperando.

Cruzó la meta corriendo y sonriendo.

¡Emocionante, hasta llorar!!

Dedicado a todos/as los/as que creen en “si quieres, puedes“.

Juan BELLIDO, palabra de coach, un fin de semana del padre

www.juanbellido.com

Anuncios

Coaching para educadores y educadoras

No es tarea fácil educar jóvenes, adiestrarlos, en cambio, es muy sencillo.

Rabindranath Tagore

Soy un enamorado de la educación. Desde que tengo uso de razón estoy vinculado con ella. Mi madre decía que a los tres años ya lloraba para ir a la escuela con mi hermano… Y hasta hoy.

Para mí , el hombre y la mujer que hace que las cosas difíciles parezcan fáciles es el educador y educadora.

Mi disfrute -en el aula- viene de hacer fácil lo difícil. Decía William Arthur Ward, que El educador mediocre habla. El buen educador explica. El educador superior demuestra. El gran educador inspira. 

Son días de evaluación para miles de alumnos y alumnas en España. Días de trabajo intenso para profesores, profesoras maestros y maestras de este país. El buen maestro y maestra sufre empáticamente con las dificultades de aprendizaje a la vez que hace que el mal estudiante se convierta en bueno y el buen estudiante en superior. 

Educad a los niños y no será necesario castigar a los hombres , decía el sabio Pitágoras… Y esta afirmación nos lleva al núcleo de la reflexión. ¿Educar, para qué?  Y aquí llegamos en las sesiones que dirijo de coaching para educadores y educadoras (coaching para profesores y profesoras).

El fin de la educación es enseñar al hombre a educarse a sí mismo cuando los demás hayan acabado de educarlo, dice Tomas Morales y lo comparto.

Enseñar es disfrutar, porque  enseñar es aprender dos veces. Enseñar es un pequeño ejercicio de inmortalidad.

En las sesiones de coaching para adolescentes (coaching para malos estudiantes, coaching para malas notas, coaching para hacer frente al fracaso escolar) suelo regalar a los estudiantes” un punto de lectura que reza:

“Estudia como si fueras a vivir siempre, vive como si fueras a morir mañana”. 

Tal vez, porque me encanta aprender, convencido de que solo es útil el conocimiento que nos hace mejores. 

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

Voluntad y superación personal

Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica:
la voluntad.
Albert Einstein (1879-1955)
Bernarda Alba por Juan BELLIDO

Tuve la oportunidad de ver a estas mujeres superándose a sí mismas. De las chavolas al escenario; del segundo plano, al centro de las miradas.

Estas ocho gitanas, han sabido ir más allá de lo que la mayoría esperaban de ellas.

Interpretan “La casa de Bernarda Alba“, por toda España en versión TNT-El Vacie.

Llegaron al escenario más prestigioso de España, el Teatro Español de Madrid.

Fué el acontecimiento revelación del año en España, y en la capital, como en las doce comunidades autónomas que ha recorrido, acabó agotando las localidades, se ha indicado en nota de prensa. Además, la crítica lo viene señalando como “un hito en la historia del teatro, inolvidable, insólito, espectcular y único”.

Así, esta obra, que cerró 2010 abarrotando el Teatre Lliure de Barcelona, la han presenciado ya más de 25.000 espectadores y son ya siete los premios que ha recibido.

Todo un ejemplo de voluntad y superación personal. Posiblemente porque no oyeron a los que le dijeron “que eso no podía ser”.

Como en el cuento que os dejo de mi admirado Albert.

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

 

Dos niños patinaban en un lago congelado de Alemania.

Era una tarde nublada y fría. Los niños jugaban despreocupados. De repente, el hielo se quebró y uno de los niños se cayó, quedando preso en la grieta del hielo. El otro, viendo su amigo preso y congelándose, tiró un patín y comenzó a golpear el hielo con todas sus fuerzas hasta, por fin, conseguir quebrarlo y libertar al amigo.

Cuando los bomberos llegaron y vieron lo que había pasado, preguntaron al niño:

– ¿Cómo conseguiste hacer eso? ¡Es imposible que consiguieras partir el hielo, siendo tan pequeño y con tan pocas fuerzas!

En ese momento, el genio Albert Einstein, que pasaba por allí, comentó: – Yo sé cómo lo hizo.

– ¿Cómo? – Le preguntaron. “Es sencillo, respondió Einstein, no había nadie para decirle que no era capaz”.

(Albert Einstein)

Coaching con magia

La magia es un puente que te permite ir del mundo visible hacia el invisible. Y aprender las lecciones de ambos mundos.

Ya he escrito en otros post sobre cómo la magia es para mí una metodología para los cursos y sesiones de coaching grupal que imparto.

Coaching y magia son dos maneras de trabajar con las emociones y las razones.

Para disfrutar, la canción magia, de mi admirada Rosana.

Juan BELLIDO

www.juanbellido.com

Es el agua, es el viento,
es resumen de todo lo que siento,
es la arena, es el sentimiento,
es la tinta que no borra en el silencio,
es el aire de puntillas,
es la calma cogiendo carrerilla,
es el sabor de lo pequeño,
es tocar un sueño.
Es el mapa de un suspiro,
es lo que hay cuando te miro,
es el duende del latido de tu corazón.

Magia es probar a volcar lo que hay en el fondo de ti,
magia es verte sonreír.
Magia es probar a saltar sin mirar,
es caer y volver a empezar.

Es el tiempo, es la hoguera,
es la mano que mece la marea,
es la tierra, es la bandera blanca,
es la gota de una lluvia de esperanza,
es el mundo de puntillas,
es la vida cogiendo carrerilla,
es el sabor de lo pequeño,
es tocar un sueño.
Es el mapa de un suspiro,
es lo que hay cuando te miro,
es el duende del latido de tu corazón.

Magia es probar a volcar lo que hay en el fondo de ti,
magia es verte sonreír.
Magia es probar a saltar sin mirar,
es caer y volver a empezar.

Es el mapa de un suspiro,
es lo que hay cuando te miro,
es el duende del latido de tu corazón y el mío.
Es la meta y el camino,
es la suerte y el destino,
es la fuerza del latido de tu corazón.

Magia es probar a volcar lo que hay en el fondo de ti,
magia es verte sonreír.
Magia es probar a saltar sin mirar,
es caer y volver a empezar. (BIS)

Coaching para mujeres

Os dedico el video y las palabras de Chaplin a todas vosotras, (presentes, pasadas y futuras) que levantáis el mundo…

Con ánimo de coaching para mujeres

Juan BELLIDO

Dice el Maestro Chaplin:

Cuando me amé de verdad, comprendí que en cualquier circunstancia, yo estaba en el lugar correcto y en el momento preciso. Y, entonces, pude relajarme. Hoy sé que eso tiene nombre…autoestima.

Cuando me amé de verdad, pude percibir que mi angustia y mi sufrimiento emocional, no son sino señales de que voy contra mis propias verdades. Hoy sé que eso es… autenticidad.

Cuando me amé de verdad, dejé de desear que mi vida fuera diferente, y comencé a ver que todo lo que acontece contribuye a mi crecimiento. Hoy sé que eso se llama…madurez.

Cuando me amé de verdad, comencé a comprender por qué es ofensivo tratar de forzar una situación o a una persona, solo para alcanzar aquello que deseo, aún sabiendo que no es el momento o que la persona (tal vez yo mismo) no está preparada. Hoy sé que el nombre de eso es… respeto.

Cuando me amé de verdad, comencé a librarme de todo lo que no fuese saludable: personas y situaciones, todo y cualquier cosa que me empujara hacia abajo. Al principio, mi razón llamó egoísmo a esa actitud. Hoy sé que se llama… amor hacia uno mismo.

Cuando me amé de verdad, dejé de preocuparme por no tener tiempo libre y desistí de hacer grandes planes, abandoné los mega-proyectos de futuro. Hoy hago lo que encuentro correcto, lo que me gusta, cuando quiero y a mi propio ritmo. Hoy sé, que eso es… simplicidad.

Cuando me amé de verdad, desistí de querer tener siempre la razón y, con eso, erré muchas menos veces. Así descubrí la… humildad.

Cuando me amé de verdad, desistí de quedar reviviendo el pasado y de preocuparme por el futuro. Ahora, me mantengo en el presente, que es donde la vida acontece. Hoy vivo un día a la vez. Y eso se llama… plenitud.

Cuando me amé de verdad, comprendí que mi mente puede atormentarme y decepcionarme. Pero cuando yo la coloco al servicio de mi corazón, es una valiosa aliada. Y esto es… saber vivir!

No debemos tener miedo de cuestionarnos… Hasta los planetas chocan y del caos nacen las estrellas.

Charles Chaplin

 

Coaching para universitarios

Me han propuesto ser profesor de una asignatura de libre configuración para universitarios: Coaching para universitarios.

Son más de dos décadas las que me vengo dedicando a la formación y la docencia. Facilitar los procesos de búsqueda personal, de crecimiento y sabiduría en los otros es mi labor profesional.

Ante la educación universitaria he de preguntarme, a modo de autocoaching: ¿qué puedo aportar? ¿cómo lo puedo hacer? ¿cuál es el fin último de mi acción educativa?

Edgar Morin, filósofo, sociólogo, sabio multidisciplinar (o transdisciplinar), me invita a la reflexión.

Edgar ha señalado los siete objetivos fundamentales que ha de tener el saber en general y el saber universitario en particular:

Primero, curar la ceguera del conocimiento, ayudar a detectar y subsanar los errores de nuestras ideas y de nuestros mitos sobre el propio saber.

Segundo, garantizar el conocimiento pertinente, procurar una “inteligencia general” que nos permita guiarnos en el universo cada vez más inabarcable de la información que nos invade.

En tercer lugar, enseñar la condición humana, nuestra triple condición de individuos, de sociedad y de ciudadanos del planeta global.

En cuarto lugar, enseñar la condición terrenal, ese auténtico sentimiento de pertenencia a nuestra Tierra, nuestra última y primera patria.

En quinto lugar, enfrentar las incertidumbres, educar para vivir serenamente en un mundo en el que la incertidumbre crece en la misma proporción que el saber.

En sexto lugar, enseñar la comprensión y la tolerancia del otro, para formar juntos una vasta democracia planetaria y abierta.

En séptimo lugar, enseñar una ética universal del género humano, más allá de la ética individual y más allá de la ética de un pueblo, una cultura o una religión.

Sin lugar a dudas, palabras de un sabio, que iluminan mi META como profesor y me invita  a las preguntas.

Os dejo una canción, cargada de preguntas ¿quién?, de mi admirado amigo Luis Guitarra.

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

¿Quién escucha a quién cuando hay silencio?

¿Quién empuja a quién, si uno no anda?

¿Quién recibe más al darse un beso?

¿Quién nos puede dar lo que nos falta?

¿Quién enseña a quién a ser sincero?

¿Quién se acerca a quién nos da la espalda?

¿Quién cuida de aquello que no es nuestro?

¿Quién devuelve a quién la confianza?

¿Quién libera a quién del sufrimiento?

¿Quién acoge a quién en esta casa?

¿Quién llena de luz cada momento?

¿Quién le da sentido a la Palabra?

¿Quién pinta de azul el Universo?

¿Quién con su paciencia nos abraza?

¿Quién quiere sumarse a lo pequeño?

¿Quién mantiene intacta la Esperanza?.

¿Quién está más próximo a lo eterno:

el que pisa firme o el que no alcanza?

¿Quién se adentra al barrio más incierto y tiende una mano a sus “crianzas”?

¿Quién elige a quién de compañero?

¿Quién sostiene a quién no tiene nada?

¿Quién se siente unido a lo imperfecto?

¿Quién no necesita de unas alas?

 

 

Aprender coaching

Hablaba ayer con una psicóloga que ha incorporado a su vida profesional y personal varios aprendizajes del coaching mediante la metodología del trainer-coaching.

Ella, profesional y con años de experiencia, no desea añadir títulos a su currículum, aunque sí aprendizajes vitales. Ella no desea clases magistrales para todos y para nadie, aunque sí experiencias vivificantes.

El coaching no tiene sentido sino es para aplicarlo a la propia vida y a la de los demás. El coaching no es teoría es vivencia. así lo entiendo, así lo enseño. El coaching es afilar el hacha, como en el siguiente cuento.

El Leñador

Un leñador recién contratado para cortar un bosque, cortó 18 árboles con su hacha el primer día. El capataz le felicitó por ser el mejor de los leñadores que había conocido. Éste, animado por la felicitación se acostó con el firme propósito de batir su propio récord al día siguiente (lo cual es muy de tíos, dicho sea de paso). Madrugó, se fue al bosque y cortó…15 árboles. Fastidiado, se acostó y se levantó antes al día siguiente y cortó…13. Así hasta el sábado que cortó 2 y al terminar su jornada se fue a ver al capataz y todo compungido le dijo: “No sé que me ha sucedido, cada día he dedicado más esfuerzo y tiempo, sacrificando mi tiempo libre e incluso el descanso de las comidas para cortar más árboles y sin embargo mi rendimiento ha sido cada vez menor”.

El capataz se le quedó mirando y le pregunta: “Oiga, y en todo ese tiempo que ha dedicado a cortar árboles, ¿cuánto ha dedicado a afilar el hacha?”

“Ninguno” respondió el leñador, “estaba demasiado ocupado como para perder tiempo en eso”.

 

“Pues amigo”, le responde el capataz , hasta que no comprenda que afilar el hacha forma parte esencial del acto de cortar árboles, no logrará aumentar su rendimiento”

Le oí este cuento a Jorge Bucay… y en mi cuaderno de notas apunté hace unos años:

“Tan negativo es no afilar nunca el hacha como no dejar de hacerlo, es decir… si el hacha se afila una y otra vez, sin usarla, se desgasta innecesariamente”

Me dedico a la formación desde 1989, y he conocido a personas que constantemente están acumulando conocimiento, son muchas las que llegan a mí queriendo aprender coaching en Sevilla, pero, aún no han descubierto que conocimiento no es lo mismo que sabiduría.

¿Acumulas conocimientos o los aplicas?

¿Te atreves a introducir mejoras en tu cotidianeidad?

¿Necesitas afilar tu hacha? ¿Qué puedes aprender?

¿Qué has aprendido en estos últimos tre meses? ¿Qué has aplicado en tu vida? ¿cómo ha mejorado tu vida en estos tres meses?

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com