El peligro es no saber a donde ir

“Cree en que la vida merece ser vivida y esa convicción te ayudará a crear las circunstancias para que así sea.”

 

                                                                                        William James

revolver

 Las musas inspiran canciones que contienen grandes dosis de psicología y coaching.

 Traigo hoy una canción con la que he vibrado últimamente, habla de los peligros, de las metas “que nos juramos”, de las seguridades, de las huídas, de reconocer las debilidades, del amor.

  “Y correr dicen que es cosa de cobardes…” reza la canción… Convertir esa cobardía en lucha y orientar la estrategia es misión del coaching: apoyar el duelo, reconocer las debilidades, incorporar los aprendizajes del dolor, conectar con las potencialidades… y “tirar p’alante”.

 A todos/as los que os habéis dejado apoyar a lo largo de estos años.

 Juan BELLIDO, palabra de coach

                                                                                                              www.juanbellido.com

 

 

 

El peligro no es cuestión de un par de golpes,
el peligro es no saber a donde ir, 
el peligro es no encontrar jamás un sitio
y sentir que ya llegaste un día alcanzar
y te ata de las manos, mientras graba
en tu pellejo
una cifra, una letra y a volar.

Y correr dicen que es cosa de cobardes,
pero todos somos carne de cañón,
yo lo soy y no me importa,
confesar que más que nadie,
pero aquí quien no es cobarde por amor.

El peligro es perder a quien se ama,
con la furia que desata el huracan,
comprobar que en casa ya no espera nadie
y que no hay nadie a quien puedas esperar.

El peligro es cuando queman las entrañas
por amor o desamor que más me da,
y el valor se te hace escarcha
y el aire explota y amarga
en tu pecho por la mujer que se va.
En tu pecho por la mujer que se va.

Y correr dicen que es cosa de cobardes,
pero todos somos carne de cañón,
yo lo soy y no me importa,
confesar que más que nadie,
pero aquí quien no es cobarde por amor.
Revolver

Y una versión más de esta bella canción:

Anuncios

La Vida es un Regalo

“Y un día te das cuenta de que vivías dormido, pasabas a ciegas y sentías a medias. Si un accidente no ha parado en seco tu vida, vive soñando, pasea observando y ama apostando. Si un accidente ha parado por un momento tu vida, sabes de lo que estamos hablando. Este libro es para vosotros”

(Texto transcrito de la dedicatoria del libro de María Villota: La vida es un regalo)

maria villota

A caído en mis manos (me gusta más decir “a caído en mis ojos”) un libro, que me llamó por la dedicatoria que hace la autora al mismo. Se trata del texto que encabeza este post.

María Villota, que murió la semana pasada en mi ciudad, a los 33 años, tuvo hace un año un gravísimo accidente automovilístico en el que perdió un ojo y sufrió graves secuelas (de ello da cuenta el texto con fotografias muy explícitas), que le servió, en sus propias palabras, para “despertar su conciencia“.

Tenemos, querido lector/a hoy la oportunidad, de aprehender de esta experiencia, sin tener que vivirla. Ahí reside la magia de las historias contadas. Por eso, entre otras cosas, me encanta leer.

Os dejo algunos pensamientos recogidos en el texto citado, dedicado a todos/as los que decidísteis un día a vivir conscientemente.

“Ahora veo más que antes. Antes solo veía la Formula 1 y no veía lo que realmente es importante en la vida. No valoraba lo más grande que es ESTAR VIVA. Este ojo me ha devuelto el norte, lo importante. Mi aspecto actual dice mucho más de quien es María de Villota que el anterior. Llevo mi historia y lo llevo con orgullo”

“Tener un accidente en el que pende tu vida puede ser algo terrible, pero, si logras salvarte para poder vivir dignamente, puede ser un regalo tan grande como para devolverte a la niñez, quitarte años de encima y la armadura, redirigir la vista hacia el alma y volver a sentir como si acabaras de nacer. Y es así, porque acabas de nacer”

“Algunos dicen que estoy tan sensible porque mi accidente es aún muy reciente. Apenas ha pasado un año… Pero por eso precisamente escribo este libro ahora, porque no quiero que el tiempo borre cómo me siento, veo y pienso en este momento (…) El mensaje tan importante que quiero contaros (…) es que hasta cuando te estás muriendo puedes decidir si sigues luchando o abandonas el barco […] Y sí, decidí seguir luchando (…) Deseo que, sin pasar por un accidente como el mío, podáis sentir la alegría de estar vivos y disfrutar del regalo de la vida”
María Villota

No dejes de soñar

Realmente soy un soñador práctico; mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad.
Mahatma Gandhi

La materia con la que se trabaja en el coaching personal (life coaching), son los sueños.

No es casualidad, sino causalidad, que mis primeros talleres y seminarios de coaching, llevaran por título “coaching para conseguir tus sueños”.

Esta semana he tenido la dicha de sentir de cerca los sueños, de personas que están vivenciando su vida acorde con ellos,  en lugares tan dispares – o tal vez no- como Honduras, Bolivia, Sevilla, Zimbawe, Guinea Ecuatoria, Barcelona o Japón.

Todos ellos/as tienen en común que hacen suya la cita que encabeza este post.

Para ellos/as y para tí, que me lees, una canción para tu estrella interior:


Hay una estrella en tu interior, ya sé que no la puedes ver.
Hay tanta luz que se apagó, ya sé que tu dolor se fue.
Y cuéntame, puedes contar, no juzgaré tus pasos.
¡Escúchame, te escucharé!
Pusiste todo el corazón. Al final todo salió mal.
El corazón se equivocó, pero tu amor era verdad.
La realidad puede pesar dentro de ti, amigo.
¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Te quiero!
¡No dejes de soñar! ¡No dejes de soñar!
¡No dejes de soñar, amigo!
¡No dejes de soñar! ¡No dejes de soñar!
¡No dejes de soñar, amigo!
Cuando preguntes el porqué, comienza por pensar en ti.
Cuando te olvides otra vez, empieza por quererte a ti.
Y cuéntame, puedes contar, conmigo a cada paso.
¡Escúchame, te escucharé!
Porque la vida tuya es, y siempre tienes que luchar.
Y a veces tienes que perder, para luego poder ganar;
para sentir, para vivir, para soñar, ¡amigo!
¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Te quiero! ¡Te quiero!
¡No dejes de soñar! ¡No dejes de soñar!
¡No dejes de soñar, amigo!
¡No dejes de soñar! ¡No dejes de soñar!
¡No dejes de soñar, amigo!
¡Eh tú, no dejes de soñar!
¡No dejes de soñar!
¡Oh, oh, oh, oh, oh, oh,… !
¡No dejes de soñar!
¡Oh, oh, oh, oh, oh, oh,… !

El amor nunca se malgasta

Aprender a vivir en el AQUÍ Y AHORA, es una de las enseñanzas que ha incorporado el coaching. Ya sea proviniente del Zen, de la filosofía meditativa de oriente y occidente o del llamado mindfulness.
Vivir conscientemente siempre tiene premio.
Ayer mis premios fueron,  un encuentro, una imagen en mi retina (y en mi cámara) y recibir el regalo de un texto.
Los dos últimos os los regalos. Aquí y Ahora…
abrazo
Mi madre solía decir que el amor nunca se malgasta, aunque no te lo devuelvan en la misma medida que mereces o deseas.
-Déjalo salir a raudales -decía-. Abre tu corazón y no tengas miedo que te lo rompan. los corazones rotos se curan. Los corazones protegidos acaban convertidod en piedra.
(Epílogo del “El café de los corazones rotos, de Patricia Stokes)

Los arrepentimiento más frecuentes

Es frecuente trabajar en coaching con el concepto de ARREPENTIMIENTO.

En el lenguaje coloquial, podemos entender el arrepentimiento como el pesar que una persona siente por algo que ha hecho, dicho o dejado de hacer.

Quien se arrepiente cambia de opinión o deja de ser consecuente con un determinado compromiso.

Un estudio desarrollado por el Doctor Gayle Brewer (University of Central Lancashire School of Psychology) ha sacado a a la luz algunos descubrimientos relacionados con los arrepentimientos que tenemos al final de nuestras vidas. El estudio se realizó con una muestra de 2000 voluntarios.

Aquí van algunos datos curiosos:

– La mayor parte de la gente tiene varios arrepentimientos en su vida e invierte 2 horas cada semana pensando en ellos.

– Más de la mitad de los voluntarios habría tomado decisiones vitales distintas en algún momento de su vida, ya sea haber estudiado una carrera diferente, vivir en otro lugar o haberse casado con otra persona.

– El 20% de las mujeres entrevistadas manifiesta arrepentimiento por haber escogido a la pareja equivocada. En el caso de los hombres el arrepentimiento desciende hasta el 10%.

– El 25% de los entrevistados cree que no es posible vivir una vida sin arrepentimientos.

– El 33% de los entrevistados piensa que no pudo cumplir sus sueños por motivos económicos. El 25% piensa que fue la familia lo que le frenó y un 32% culpa a su propia falta de valor.

Realmente lo que me ha llamado la atención del estudio ha sido la creación de una lista de arrepentimientos, de mayor a menor importancia, cuyo objetivo es reducir los arrepentimientos de futuras generaciones:

1. No haber viajado lo suficiente.

2. Perder el contacto con los amigos.

3. Haber practicado poco deporte.

4. No haber ahorrado lo suficiente.

5. No haber dejado de fumar.

6. No haber estudiado más.

7. Tomar la elección de carrera equivocada.

8. Perder años con la pareja equivocada.

9. Comer de manera poco saludable.

10. No haberse interesado más por la vida de los abuelos mientras vivían.

11. No haber aprendido un segundo idioma.

12. No haber pasado el tiempo suficiente con los amigos y la familia.

13. No haberle dicho a alguien que ya no está entre nosotros que le querías.

14. Beber demasiado alcohol.

15. No haberse propuesto un auténtico reto.

16. No haber aprendido a tocar un instrumento musical correctamente.

17. Pelearse con alguien y nunca haber solucionado el problema.

18. Escoger las asignaturas erróneas en el colegio o universidad.

19. No haber hablado en público ante una multitud.

20. No haber hecho un año sabático.

Es interesante el libro “Los 5 principales remordimientos de los moribundos (The Top Five Regrets of the Dying)” de Bronnie Ware. Esta escritora australiana  trabajó por muchos años en cuidados paliativos.

Bronnie anuncia en su libro, en línea con lo descrito por el Doctor Gayle Brewer, que los cinco arrepentimientos más frecuentes son enunciados como:

1) Ojalá hubiese tenido el coraje para vivir una vida auténtica por mí mismo, no la vida que otros esperaban de mí.

2) Ojalá no hubiese trabajado tanto.

3) Me hubiese gustado tener el coraje para expresar mis sentimientos.

4) Lamento no haberme mantenido en contacto con mis amigos.

5) Desearía haberme permitido ser más feliz.

Desde la perspectiva del coaching, lo importante del arrepentimiento es el aprendizaje que incorpora a nuestro particular GPS vital. El cambio de perspectiva que nos hace avanzar.

 Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

 Nota: Es importante conocer el concepto de arrepentimiento en el ámbito espiritual, que según autores como Watchman Nee afirmaban que el significado original proviene de “metanoeo“, (palabra griega traducida como ‘arrepentimiento’), significa “cambio de mente” e implica un cambio de perspectiva respecto al pasado, y una evaluación general de muchas cosas hechas previamente, lo que conlleva a la comprensión de la culpa personal y el reconocimiento de haber hecho algo mal. En el mismo sentido, se suelen considerar la necesidad de un cambio de conducta, de actitud, de orientación y de dirección como indicios de un arrepentimiento verdadero