Sí que puedes

Cógelo, ve por él

Suéltate, inténtalo

Sírvete, agárralo

Mírate, creételo

Sal de ahí, afróntalo

Ciérralo déjalo ir

Di que sí o di que no

Tómalo, confía en ti

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sálvate, exígelo

Cázalo, duro con él

Pruébate y pruébalo

Cámbialo, atrévete

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Si puedes virar el rumbo y tirar lo que sobra

Puedes volver a coleccionar segundos de placer estrofas

de poéticas palabras y de golfas madrugadas

Estarás cerca si en vez de mirar al suelo echas a caminar

Si puedes alcanzarlo, mira, lo tienes delante

Puedes dar un paso y otro y otro más

Casi lo tienes, puedes salir del armario

Cogerlo por el mango

Échale ovarios

No te deseo suerte, no hace falta

Porque sí que puedes que nadie te diga que no

Sí que puedes,

Sí que puedes, que nadie te diga que no

Porque sí que puedes,

Sí que puedes que nadie te diga que no

(El Kanka)

Querer no siempre es poder

“Saber es relativamente fácil.

Querer y obrar de acuerdo a lo que uno quisiera, es siempre más duro”.
Aldous Huxley

querer

El éxito no es el final de un camino. El éxito es el comienzo de una decisión. Este podría ser el mantra de la toma de decisiones en coaching.

Valorar y sentir la decisión es vital para implementar con energía los cambios y procesos que harán falta para llevara a cabo lo que se quiere.

Querer no siempre es poder.

Tres poderosas preguntas para la toma de decisiones:

¿Quieres? Es decir, ¿realmente quieres? o ¿deseas? o ¿fantaseas? o ¿tienes que…?

Si respondes sí, continúa con esta otra pregunta:

¿Puedes? Es decir, cuantas con los recursos personales o con la ayuda de otros para obtenerlos. ¿Es viable lo que quieres? Independientemente de la dificultad.

Si respondes sí, continúa con esta otra pregunta:

¿Debes? La decisión debe ser ecológica en cuanto que no daña innecesariamente a nadie ni a ti, y es ética.

Si yo pudiera
Si me dejaras
Si me atreviera
Si el cielo hablara, canta este magnífico cantautor “El Kanka”. Gracias.

“Querría” El Kanka

Querría sujetarte las mañanas
Hacer malabarismos con tu voz y con mi voz
Querría abrirte todas las ventanas

Pa’ que nos diese la brisa del mar en el colchón
Querría festejar tus alegrías
Sufrir tus melancolías
Y besarte en el corazón
Querría guardar esta melodía
Y escribirte una canción con todo lo que querría

Si yo pudiera
Si me dejaras
Si me atreviera
Si el cielo hablara
Te diría que pierdo las ganas de odiar
Si acomodo mis pasos a tu caminar
Y que el mundo contigo se ve menos enfermo
Que ya es primavera en El Corte Inglés
Que he pedido una caña y me han puesto tres
Que va a ser que se ha puesto de moda el amor otra vez

Querría traducirte la mirada
Pararme en tu parada
Y plantarme en tu jardín
Y protagonizar tus carcajadas
Y que mis madrugadas fuesen todas para ti
Querría salpimentarte los días
Rebuscarte las manías
Y darle armonía a tu son
Querría que toda la poesía se rindiera ante la rima de tu vida con la mía

Si yo pudiera
Si me dejaras
Si me atreviera
Si el cielo hablara
Te diría que pierdo las ganas de odiar
Si acomodo mis pasos a tu caminar
Y que el mundo contigo se ve menos enfermo
Que ya es primavera en El Corte Inglés
Que he pedido una caña y me han puesto tres
Que va a ser que se ha puesto de moda el amor otra vez (x3)