Emprendedores, emprendedoras

Hoy es la víspera de la noche mágica, donde en algunos hogares los sueños de pequeños y mayores se hacen realidad.

En muchos otros, los deseos y sueños lanzados al aire, se proyectan hacia un año sin final cierto.

Por mientras los que nos dedicamos a los recursos humanos oímos, leemos, escribimos y orientamos sobre emprender, aprender, iniciar, proyectar, promover y prever. Nos afanamos en encontrar los recursos -emocionales, motivacionales, racionales, organizacionales- para apoyar a alcanzar ese final, META, o sueño.

Un emprendedoremprendedora es aquella persona que enfrenta con resolución acciones difíciles, dicen los manuales más ortodoxos.

Lejos queda la acepción del término emprendedor asociado a los militares que iniciaban desconocidas expediciones, o mi favorita, la que se asociaba el término a maestros de obras, -arquitectos e ingenieros de hoy-, que emprender obras difíciles, como puentes, túneles y edificios imposibles.

En economía,negocios, finanzas, emprender, tiene un sentido más específico designando a aquel individuo que esta dispuesto a asumir un riesgo económico.

En cualquier caso emprenderor o emprendedora se refiere a quien identifica una oportunidad o necesidad y organiza los recursos necesarios para ponerla en marcha o resolverla.

En las sesiones de coaching siempre, oriento el trabajo con emprendedores y emprendedoras desde “la finalidad o misión a alcanzar con la acción propuesta”. De ahí la pregunta esencial ¿para qué lo quieres hacer?

La finalidad o META, si es noble, valerosa y, lo más importante, si es COHERENTE Y CONCRUENTE CON LO QUE QUEREMOS Y ESPERAMOS DE LA VIDA, se convertirá por sí misma en MOTOR emocional y racional para poner a nuestro servicio todo el potencial y energía que llevamos dentro.

El mundo y la historia está lleno de estos gestos heroicos, de esas acciones cotidianas silenciosas. La inmensa mayoría de ellos de manera anónima y silenciosa.

Imaginemos que alguien se propone cambiar un país… Para ello decide enseñar a pensar a sus ciudadanos, comenzando por los niños. Si esos niños viven alejados de una escuela, no importa. Si esos niños no tienen libros, no importa. Si esos niños están sumidos en la pobreza, no importa… Porque ese alguien es un emprendedor… Y por ello, tiene claro su PARA QUÉ, que le aporta la energía, creatividad y motivación necesaria para hacerlo a  pesar de todo y todos, aunque sea en burro…

El video siguiente lo ilustra, emocionalmente bien.

Juan BELLIDO, palabra de coach

www.juanbellido.com

Autor: coachingparavivir

Coach Profesional Certificado Senior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s